‘Las Brujas de Zugarramurdi’, triunfadora de la 28ª edición de los Premios Goya

El pasado domingo tuvo lugar la vigesimoctava edición de los Premios Goya en el Centro de Congresos Príncipe Felipe, en el hotel Auditorium de Madrid, presentados por Manel Fuentes y con la ausencia del Ministro de Cultura, José Ignacio Wert. La gala fue emitida por TVE1 y fue seguida por 3,5 millones de espectadores (19,8% de share, por debajo del 20,8% alcanzado en 2009 y convirtiéndose así en la gala menos vista en cinco años).

Los triunfadores de la noche

Alrededor de 3.567.000 espectadores sintonizaron el pasado domingo la gala de entrega de los Premios Goya 2014. Una noche llena de incertidumbre que colocó en lo más alto del pódium a la cinta de Álex de la Iglesia, Las Brujas de Zugarramurdi, con ocho premios –pertenecientes a las categorías técnicas y entre las que figura una emocionada Terele Pávez que logró su estatuilla como Mejor actriz de reparto.

Por su parte, David Trueba alcanzó las seis estatuillas con Vivir es fácil con los ojos cerrados, proclamado el vencedor de la noche ya que entre sus premios destacan Mejor película, Mejor dirección y Javier Cámara como Mejor interpretación masculina protagonista. Las distribuidoras han decidido darle una segunda oportunidad a la cinta de Trueba, que volverá a estrenarse en más salas que en su proyección inicial.

La red carpet española

”A fulanito de tal le ha salido papada”, ‘‘el capitán del equipo de fútbol del instituto está casado con la friki de clase”, ”aquel profesor buenorro se ha quedado calvo”… Son sólo algunas de las frases más sonadas en boca de los asistentes a las reuniones entre antiguos alumnos del instituto. La alfombra roja es uno de los rituales más importantes de todo acontecimiento cinematográfico, pues toca ser de lo más trending para acaparar los flashes. Los Premios Goya no se quedan atrás, y los famosos pusieron toda la carne en el asador.

Del mismo modo que pasa en los bodorrios, el novio es un mero figurante al que se le permite abrir la boca para dar el ‘sí, quiero’. Ellas son las verdaderas protagonistas, y en el ámbito cinematográfico también. Algunas de las mejores vestidas de la noche fueron Silva Abascal, que lucia un vestido negro de Stéphanne Rolland, Nieves Álvarez de Ralph Russo o la ganadora del Goya a Mejor actriz revelación del año pasado, Macarena García, de Roberto Cavalli. Blanca Suárez acudió a la gala vestida con transparencias negras de Elie Saab, Clara Lago prefirió a Zuhair Murad para que la vistiese y Manuela Velasco de Dior. Dolores Promesas fue una de las casas escogidas por Toni Acosta y la ajetreada Paula Echevarría, que un poco más y no llega a tiempo para el evento.

Pero si alguien tiene experiencia luciendo modelito esas son las seniors, las grandes damas de la cinematografía española: sorprendió la aparición de Ana Belén, a la que se le fue entregada hace unas semanas la Medalla CEC de este año por su trayectoria artística, y que lucía un vestido de Armani. La exuberante Loles León también estuvo presente, pero si alguien dio que hablar fue Belén Rueda con un modelo de Lorenzo Caprile.

En el lado masculino, se optó por el clásico traje al estilo Miguel Ángel Silvestre, aunque muchas de las miradas se dispararon hacia uno de los personajes principales de la serie El Príncipe, Álex González. Si alguien estuvo original ese fue Aldo Comas, el marido de Macarena Gómez, cuyo estilismo exótico a la par que extravagante no dejó indiferente.

Una innumerable cantidad de fallos

La última edición de los Premios Goya contó con innumerables fallos, desde aspectos ligados a la propia realización técnica como artística.

El realizador tuvo ligeros problemas en el momento de decidir cuándo entraba cada cámara. Y no sólo eso… Al parecer decidió jugar al Quién es quién. El director Juan Antonio Bayona (@FilmBayona) bromeaba sobre ello en su cuenta personal de Twitter: ‘’Muy buen trabajo está haciendo el realizador de los @GoyaRTVE, pero el de la fila 13 es mi hermano. Yo estoy en la 6.’’ -publicaba durante la ceremonia.

Como ya viene siendo costumbre, estas ceremonias tienden a hacerse largas, por lo que la organización decide incluir entreactos musicales que suavicen el tono de la gala… ¿Qué suavicen o exalten a los más de tres millones de espectadores que presenciaron la gala desde sus respectivos hogares? Así es, mayoritariamente, la opinión de los que desde sus casas presenciaron el evento. ‘’Números sin gracia’’, ‘’innecesarios’’, ‘’ridículos’’… Fueron sólo algunos de los calificativos empleados. Eso sí, Alex O’Dogherty no dudó amenizar la gala con su peculiar música… ¿Le veremos alguna vez al timón de un evento como éste?

Una gala marcada por la reivindicación

Tanto aquellos que presenciamos la gala desde el sofá de casa, como de aquellos que estuvieron allí presentes, nos dimos cuenta de que algo sucedía: una serie de manifestantes protestaban en la puerta de entrada al evento contra Coca Cola, y el despido de muchos de sus trabajadores. Algunos de los actores y cineastas se acercaron a su llegada para hablar con ellos y mostrarles su apoyo, mostrándose muy agradecidos. Algunos, incluso, posaron ante las cámaras con las pegatinas que los protestantes les dieron en la puerta, como Pilar Bardem o Fernando Trueba.

Palmarés 28ª edición Premios Goya

Mejor Actor Revelación: Javier Pereira, por Stockholm

Mejor Dirección Artística: Arturo García ‘Biaffra’ y José Luis Arrizabalaga ‘Arri’ por Las brujas de Zugarramurdi

Mejor Diseño de Vestuario: Francisco Delgado López, por Las brujas de Zugarramurdi

Mejor Montaje: Pablo Blanco, por Las brujas de Zugarramurdi

Mejor Cortometraje Documental: Minerita, de Raúl de la Fuente

Mejor Cortometraje de Animación: Cuerdas, de Pedro Solís García

Mejor Cortometraje de Ficción: Abstenerse agencias, de Gaizka Urresti

Mejor Interpretación Femenina de Reparto: Terele Pávez, por Las brujas de Zugarramurdi

Mejor Canción Original: “Do You Really Want To Be In Love?”, por La gran familia española, de Josh Rouse

Mejor Música Original: Pat Metheny, por Vivir es fácil con los ojos cerrados

Mejor Sonido: Charly y Schmukler y Nicolás de Poulpiquet, por Las brujas de Zugarramurdi

Mejor Dirección de Producción: Carlos Bernases, por Las brujas de Zugarramurdi

Mejor Actriz Revelación: Natalia de Molina, por Vivir es fácil con los ojos cerrados

Mejor Guion Original: David Trueba, por Vivir es fácil con los ojos cerrados

Mejor Guion Adaptado: Alejandro Hernández y Mariano Barroso, por Todas las mujeres

Mejor Interpretación Femenina Protagonista: Marian Álvarez, por La herida

Mejor Dirección de Fotografía: Pau Esteve Birba, por Caníbal

Mejores Efectos Especiales: Juan Ramón Molina y Ferrán Piquer, por Las brujas de Zugarramurdi

Mejor Dirección Novel: Fernando Franco, por La herida

Mejor Interpretación Masculina de Reparto: Roberto Álamo, por La gran familia española

Mejor Maquillaje y Peluquería: María Dolores Gómez Castro, Javier Hernández Valentín, Pedro Rodríguez ‘Pedrati’ y Francisco J. Rodríguez Frías, por Las brujas de Zugarramurdi

Mejor Película Europea: Amor, de Michael Haneke (Austria)

Mejor Película Iberoamericana: Azul y no tan rosa, de Miguel Ferrari (Venezuela)

Mejor Película Animación: Futbolín, de Jorge Estrada, Manuel Polanco y Mikel Lejarza (Jempsa, S.A., Plural Jempsa y Antena 3 Films S.L.U. )

Mejor Película Documental: Las maestras de la República, de Pilar Pérez Solano (Transit Producciones Audiovisuales S.L.)

Mejor Interpretación Masculina Protagonista: Javier Cámara, por  Vivir es fácil con los ojos cerrados

Mejor Dirección: David Trueba, por Vivir es fácil con los ojos cerrados

Mejor Película: Vivir es fácil con los ojos cerrados, de Cristina Huete (Fernando Trueba P.C., S.A.)