TVE graba ‘El Caso. Crónica de sucesos’, protagonizada por Fernando Guillén Cuervo y Verónica Sánchez


Madrid. 1966. Se rueda. Jesús Expósito es un ex policía hecho a sí mismo con un espinoso pasado. Clara López-Dóriga, una joven universitaria y cosmopolita con un presente más complicado de lo que le gustaría. Ellos son los protagonistas de ‘El Caso. Crónica de sucesos’, la nueva serie de TVE en colaboración con Plano a Plano que ha comenzado su grabación. La ficción, protagonizada por Fernando Guillén Cuervo -artífice de la idea original-, y Verónica Sánchez, investigará cada episodio un crimen que fue portada (o pudo serlo) del periódico de sucesos que marcó toda una época.

Fernando Guillén Cuervo y Verónica Sánchez encabezan el reparto de esta serie de investigación. Junto a ellos Antonio Garrido, Francisco Ortiz, Fernando Cayo, Blanca Apilánez, Gorka Lasaosa, Daniel Pérez Prada, Ignacio Mateos, Teresa Hurtado de Ory, María Casal y Marc Clotet, entre otros.

‘El Caso. Crónica de sucesos’ es una idea original de Fernando Guillén Cuervo, producida por César Benítez y Aitor Gabilondo. La serie está dirigida por Iñaki Mercero, Javier Quintas, y José Ramos Paíno y con guion de Olga Salvador, Mauricio Romero (coordinadores), Joan Barbero, Juan Moya, y Guadalupe Rilova. La dirección de arte corre a cargo de Koldo Vallés.

Inspirada en hechos reales

Jesús Expósito (Fernando Guillén Cuervo) es un lobo solitario, un ex policía que se ha hecho a sí mismo y tiene un espinoso pasado. Clara López-Dóriga (Verónica Sánchez) es una niña bien, universitaria, cosmopolita y con un presente más complicado de lo que le gustaría. Ambos no podrían ser más diferentes, pero están condenados a entenderse, porque el perro viejo del periodismo y la chica novata con aspiraciones se han convertido en los periodistas estrella de ‘El Caso’, el periódico de sucesos que marcó toda una época.

Inspirada en hechos reales, ‘El Caso. Crónica de sucesos’ es una serie de investigación donde en cada episodio se cuenta un crimen que fue portada, o pudo serlo, en el periódico con mayor tirada de la época y que se ocupaba de contar los sucesos más escabrosos y violentos. Reportajes sobre asesinatos pasionales, desapariciones de personas en extrañas circunstancias, fenómenos paranormales, ritos satánicos… Y siempre con la censura como espada de Damocles a punto de caer sobre los redactores, que cubren historias que otros periódicos no se atreven a narrar.

Los protagonistas vivirán in situ el desarrollo de los hechos, husmeando entre policías y testigos y llevando a menudo una investigación paralela a la policíaca. En más de una ocasión, el carácter decidido de Jesús y la espontaneidad de Clara los colocarán en situaciones comprometidas o de gran riesgo. En este marco se produce un punto de cruce entre dos Españas de la época: una aplacada y conformista con la situación política y otra, ansiosa de cultura y libertad, sobre todo, libertad de información.

El Madrid de los 60

Un plató de 1.500 metros cuadrados en San Sebastián de los Reyes (Madrid) recrea la redacción del periódico y la comisaría de policía, algunos de los principales escenarios de ‘El Caso’. Las Bases Aéreas de Getafe y Cuatro Vientos, y el Centro Universitario María Cristina en El Escorial, serán algunos de los exteriores que los espectadores podrán ver en los primeros episodios.

‘El Caso’ recrea los años sesenta también desde un punto de visto estético y visual: una atmósfera cargada de humo, boxeo y timbas; un vestuario entre pop, vanguardista y clásico; y cuenta, por supuesto, con la música y algunos de los personajes reales que marcaron la época.