Telecinco inicia este sábado la grabación de las ‘Audiciones a ciegas’ de la 3ª edición de ‘La Voz


Han superado un exigente proceso de selección en el que han participado miles de las mejores voces de nuestro país y que les ha situado muy cerca de poder vivir una de las experiencias más emocionantes de sus vidas. Ahora llega el momento de la verdad para un centenar de grandes voces anónimas, que tratarán de cautivar con su personalidad y calidad vocal a cuatro estrellas internacionales de la música latina: Alejandro Sanz, Laura Pausini, Malú y Antonio Orozco.

 

Este sábado, 10 de enero, Telecinco inicia las grabaciones de las “Audiciones a ciegas” de la tercera edición de “La Voz”, primera fase del fenómeno televisivo internacional que conducirá Jesús Vázquez con la colaboración de Tania Llasera, y en la que tendrá lugar la formación de los equipos de artistas con los que los cuatro coaches competirán a lo largo del concurso por alzarse con el triunfo final, en el formato que la cadena produce en colaboración con Talpa y Boomerang TV.

Leonardo Baltanás, director de Producción de Contenidos de Mediaset España, ha afirmado que “en Mediaset España producimos muchos programas pero solo hay uno, ‘La Voz’, que nos ocupa prácticamente todo el año, que concita altos niveles de expectación y que sobre todo nos abre una vía de contacto con el mundo de la música. ‘La Voz’ nos ha abierto de nuevo una ventana que nos permite trabajar no solo con todas las casas discográficas sino también nos ofrece la posibilidad de trabajar muy directamente con primerísimas figuras de la canción. Prueba de ello es que en esta tercera edición la principal novedad es que hemos renovado una parte del equipo de coaches, una parte esencial del programa, con las incorporaciones de Laura Pausini y Alejandro Sanz. Estamos muy contentos de poder contar con ellos, que además ya saben lo que significa ‘La Voz’ tanto para ellos como para los concursantes porque han tenido la oportunidad de conocer el formato en México. Además, seguimos contando con los ya veteranos Malú y Antonio Orozco, que ya conocen la edición española. Este año introduciremos alguna novedad que hemos adaptado del formato internacional que los coaches desconocen”.

Por su parte, Encarna Pardo, directora ejecutiva de Entretenimiento de Boomerang TV y productora ejecutiva de “La Voz”, se ha referido a la elección de los cuatro coaches para la tercera edición del concurso: “Lo que el programa busca cada año son estrellas de la música y personas que tengan la capacidad de compartir su personalidad”.

Laura Pausini, que ha participado previamente en la edición mexicana del concurso, ha asegurado que “acepté participar en ‘La Voz España’ porque en México me he sentido como una princesa. Allí me he divertido mucho, me he emocionado y he descubierto voces muy interesantes. En ‘La Voz’ buscamos talento y nosotros, que también somos oyentes y fans, deseamos encontrar nuevos ídolos. En mi caso buscaré algo diferente o emocionante a nivel de ‘piel’, ya que no podremos ver a los candidatos”.

Además, ha añadido que “La Voz’ me ha aportado mucha diversión y ganas de aprender algo más. Tras 22 años viajando por el mundo con mi música he descubierto el mundo de la televisión y desde este momento me he sentido interesada en conocer este medio mucho mejor. Además, en este tipo de show de alguna manera aprendes también de los jóvenes que empiezan. Me estoy divirtiendo y en la vida cuando tienes la suerte de hacer tu sueño realidad tienes que disfrutarlo al máximo”.

Alejandro Sanz, por su parte, ha indicado que “participar en ‘La Voz’ va a ser una etapa bonita para todos. Nunca se deja de aprender en el mundo de la música, y esto es lo bonito de nuestro trabajo. Esperamos disfrutar todo lo posible. Lo que más ilusión me hace de formar parte del programa es la fase de las ‘Audiciones a ciegas’, una de las partes que más me gusta y que empezamos a grabar mañana. En ella vamos a dejarnos enganchar por las voces de los artistas sin verles la cara. También me ilusiona saber que la gente que sale de este concurso obtiene después una carrera sólida”.

“Por ejemplo, el ganador de la edición de México en la que participé este año ha estado nominado a un Latin Grammy, y David Barrull, ganador de la segunda edición en España, ha venido muchísimos discos”. Además, ha destacado que “La Voz’ me aporta frescura. Dentro de nuestras carreras un programa como este te supone un soplo de aire fresco y te da la oportunidad de cambiarle -ojalá- la vida de muchas personas que pasen por el programa”.

Malú, flamante ganadora de la segunda edición de la mano de David Barrull, ha afirmado que “no he tenido ninguna duda en volver a ‘La Voz’. Ha sido una experiencia para mí muy bonita de la que he aprendido muchísimo y que me ha encantado vivir. He tenido la suerte de conocer a grandes cantantes y sobre todo a un pedazo de artista en el que creí desde la primera vez que le escuché, David Barrull. Motiva muchísimo saber que todo esto termina y ese artista saca un disco, ofrece conciertos y tiene éxito. Todo esto hace que no dude nunca volver”. Respecto a la incorporación de los nuevos coaches, ha asegurado que “todos tenemos muy buena química y muy buen feeling y seguro que lo vamos a pasar bien”.

Por último, Antonio Orozco ha indicado que “en este momento un poco extraño para el desarrollo de la carrera de cualquier artista, ‘La Voz’ se ha convertido en una plataforma en la que muchos artistas tienen la oportunidad de expresarse. Para mí es un honor poder trabajar con Alejandro Sanz y con Laura Pausini, compartir tanto tiempo con ellos y aprender al lado de estos artistas”.

64 artistas competirán por ser “La Voz”

En esta emocionante e intensa primera fase del concurso, un centenar de aspirantes subirán al escenario para someterse a la prueba musical más especial de sus carreras. Con Alejandro Sanz, Laura Pausini, Malú y Antonio Orozco sentados en los clásicos sillones del concurso y de espaldas a ellos, deberán dejar atrás la tensión, la presión y los nervios para exhibir durante aproximadamente un minuto y medio la calidad y la personalidad de sus voces con un único objetivo: cautivar a uno o varios de los coaches y pasar a formar parte de uno de los cuatro equipos.

Cada coach deberá incorporar a su equipo 14 voces, de modo que serán 56 concursantes los que iniciarán el camino hacia el triunfo final en “Las batallas”, segunda fase del concurso, que alcanzará su desenlace con las definitivas “Galas en directo”. Como es habitual, los coaches no mantendrán contacto visual alguno con los candidatos hasta el momento de su elección, de modo que les sea posible escuchar y valorar exclusivamente sus voces, aspecto que forma parte del ADN del formato.

Cuando un coach desee incorporar a un aspirante a sus filas deberá accionar el pulsador situado delante de su sillón, momento en el que éste girará y le permitirá ver por primera vez al concursante que acaba de “fichar” para su equipo. En caso de que sean varios los coaches seducidos, el aspirante podrá decidir a qué equipo se incorpora. Por último, si durante la actuación ninguno de los coaches pulsa el botón, el candidato quedará eliminado.

Alejandro Sanz y Laura Pausini se suman a Malú y Antonio Orozco en el equipo de coaches

Alejandro Sanz, Laura Pausini, Malú y Antonio Orozco: cuatro estrellas de la música latina integran el equipo de coaches que protagonizarán la tercera edición de “La Voz”. Con decenas de millones de discos vendidos y reconocidos con algunos de los más prestigiosos galardones internacionales, los cuatro artistas configurarán a partir de mañana sus equipos de cantantes, a los que guiarán a lo largo del concurso y con los que competirán por alzarse con la victoria final. Además de compartir sus experiencias en el mundo de la música y ofrecer sus consejos a los concursantes, los coaches ofrecerán a lo largo del programa actuaciones conjuntas y acompañados por los participantes.

“La Voz”: el fenómeno continúa

El inicio de las grabaciones de la tercera edición de “La Voz” llega precedido del éxito cosechado por el concurso en nuestro país. Tras deslumbrar en su primera edición y convertirse en el programa más visto de la última década, el formato refrendó su éxito en su segunda entrega, en la que lideró su franja de emisión con un destacado 23,2% de cuota de pantalla y 3.406.000 espectadores. Además, aumentó su media hasta el 25,7% de share en el target comercial. El concurso fue la opción preferida en 12 de los 14 ámbitos geográficos y entre la audiencia de todas las edades, con especial seguimiento una vez más entre los jóvenes de 13 a 24 años (33,3%) y de 25 a 34 años (29%).