En mitad de uno de los servicios del Irlanda, Alberto Chicote se da cuenta del "chocolate de categoría".