Durante la primera semana de concurso, la alarma ya ha sonado dos veces.