El primer y único mandamiento de la ley de Benito es: amarás a tu jefe como a ti mismo, y...