Roberto Santiago, y Mariela Besuievsky acuden al coloquio moderado por Cayetana Guillén Cuervo.