Precandidata para competir en los Óscar a la mejor película de habla no inglesa.