Los Alcántara retoman la crónica social de España casi en el mismo punto, abril de 1985.