La enfermedad de Diego ha contagiado a más trabajadores del hotel