'Ochéntame otra vez' viaja a una de las décadas doradas de la fotografía furtiva.