Sinopsis e imágenes del 7×01: Una tubería podrida, un chatarrero conceptual y el primer Montepinariano puro


Tras regresar de su exilio voluntario, Enrique Pastor regresa a ‘Mirador de Montepinar’, donde descubre que su ‘añorada’ comunidad vive agitadas y dramáticas situaciones, como la de Amador y Maite que se han instalado como okupas en el piso de Izaskun. Viviendo al límite de la marginalidad, los Cuquis luchan por sobrevivir mientras tratan de garantizar el sustento de su familia numerosa trabajando como chatarreros.

Además, la recta final del embarazo de Lola provoca emociones contrapuestas en sus progenitores: mientras Fermín está emocionado con el inminente nacimiento del bebé, Estela, en pie de guerra, se obstina en no querer convertirse en abuela.

 

Entretanto, Berta y Antonio celebran sus 25 años de casados en medio de una grave crisis matrimonial. Judith, por su parte, sigue sin dar señales de vida y en su lugar aparece Rebeca (María Adánez), una amiga abogada de la psicóloga que fija su residencia en el ático en calidad de inquilina y a quien los residentes de Montepinar 7 recibirán con su singular sentido de la hospitalidad: tratando de tomarle el pelo.