Santi Millán: “Me hubiera gustado ser estrella del rock”


La web sensacine.com entrevista a Santi  Millán con motivo del estreno de la segunda temporada de ‘Frágiles‘.

El actor catalán da vida a Pablo, un fisioterapeuta de lo más especial, en la reconocida ficción de Telecinco. La segunda temporada se emitirá los lunes a las 22.30 horas.

Aunque Santi Millán (Barcelona, 1968) siempre será recordado por interpretar a Sergio Antúnez en la mítica serie 7 Vidas, el actor catalán ha vuelto a saborear el éxito en la pequeña pantalla con Frágiles, una ficción que ha conseguido un gran reconocimiento mundial -el Festival de Cannes de TV la consideró como una de las 10 series más destacadas del mundo- y que regresa esta semana a la parrilla de Telecinco con el estreno de su segunda temporada. La nueva entrega de la producción verá la luz hoy día 22 de septiembre y será emitida cada lunes a las 22.30 horas.

En esta nueva etapa de Frágiles, Pablo (Millán) tendrá que hacer frente a nuevos retos psicológicos y médicos, así como a las complicaciones de su propia vida. Entre las principales incorporaciones destaca la del actor Ginés García Millán como Mario, un viejo amigo que le ayudará a pasar por un mal trago. Además, la segunda temporada de la ficción también ha contado con Miguel Rellán, Almudena Cid, Elena Ballesteros, Cristina Castaño, Malena Alterio, Juanjo Artero, Antonio Molero y Paco Marin, entre otros.

¿Vuelta al trabajo no? Cuéntanos, nos han comentado que hay un salto de un año…
Si os lo han comentado es que es cierto (risas). No os han engañado, es verdad.

¿Cómo vamos a encontrar a tu personaje un año después?
Bueno, yo creo que Pablo se ha dado cuenta de que igual se había equivocado un poco en el planteamiento vital que llevaba en el último año. Ya sabes que después de una época de letargo viene el despertar y yo creo que Pablo se despierta e intenta ganar el tiempo perdido con su mujer en coma, y decir ‘esto se acabó’, pasar página para salir un poco de ese letargo, de esa hibernación. Igual que los osos en primavera, Pablo se despierta, sale a la calle a conocer, a ver, a disfrutar de nuevo. Se reencuentra con Mario, un amigo de la infancia, adolescencia y juventud, del que se había distanciado durante una época, y yo creo que es un punto de inflexión en la vida de Pablo. Se va a vivir con él, porque tiene una súper mega mansión que ha heredado de su tía, y claro, eso es una oferta que no se puede desperdiciar. Se instala aquí, instala la consulta, Mario pasa a ser su amigo, su jefe y un poco su padre.

¿Y su compañero de juergas no?
Claro, son amigos. Entonces sí, salen de fiesta juntos.

¿Cómo va a llevar Pablo el tema mujeres esta nueva temporada?
El tema mujeres siempre es complicado. El tema sentimientos siempre es complicado. Él va a conocer mujeres, pero una cosa son las mujeres que conoce y otra cosa son las que quiere o de las que está enamorado y demás. Ana y Teresa siguen estando ahí, pero de una forma diferente.

¿Siguen en la vida de Pablo?
Si, ahí hay una cosa que yo creo que tampoco acaba de hacer un corte claro y sano. Es una mochila que siempre carga y que va a estar ahí.

¿Y eso llevará a equívocos?
Eso llevará lío aunque hay un poco de libre albedrío. Pero no, yo creo que es lo que te digo, va a haber follón. Hasta ahí te puedo contar.

¿Consigue redescubrir a su mujer?
Muchas veces en las parejas pasa. Parejas, amistades o relaciones. Cuando llevas mucho tiempo con una persona, donde el día a día desgasta y demás, el hecho de distanciarte y de romper con unas obligaciones, hace que todo se relaje y que puedas descubrir de nuevo a esa persona de la que te enamoraste y de esa persona más lúdica. Porque la relación, a parte de la parte lúdica, tiene una parte muy burocrática que desgasta mucho el día a día. Entonces, olvidarte de eso y pasar simplemente a verte, a tomar algo y tal, hace muchas veces que redescubras a la persona y te des cuenta de por qué te enamoraste de ella. Que no digo que pase con Ana, pero que muchas veces pasa (risas).

Sin duda está serie está siendo una lección de vida ti.
¡Sí! Una de las cosas buenas que tiene Frágiles y que yo creo que los guionistas saben plasmar, es que las historias que pasan, las historias que contamos, son historias que más o menos, sobre todo los que ya tenemos una bagaje vital, nos reconocemos. Todos sobre todo a la hora de relacionarnos y demás, independientemente de sexo, condición social, credo religioso, tropezamos con la misma piedra siempre, más o menos.

¿Te ha costado meterte en el papel de un juerguista?. Ginés García (Mario en la serie) nos ha dicho que a él no le ha costado mucho.
¿Tú crees? (Risas). No, no, Ginés tiene pinta de ser un tío vivido. Yo con Ginés había coincidido en Periodistas hace muchos años y la verdad es que es de puta madre volver a trabajar con él. Yo creo que en esta temporada, en ese aspecto, la serie tendrá un punto más de luz y de reencuentro con Mario que también le da más aire a Pablo. Yo creo que es una vía de escape donde disfrutar y pasárselo bien. El año pasado realmente la realidad de Pablo y su día a día era duro y complicado.

Te hemos visto en diferentes registros. ¿Dirías que ésta es tu serie?
Yo me lo paso muy bien aquí. Primero porque me gusta mucho cómo es el personaje de Pablo y, segundo, por la forma de trabajar. La forma de trabajar es una forma que para mis condiciones me va muy bien. El hecho de no estar sujeto a un guión cerrado te da una libertad que en otras series no tienes y que si tú tienes claro al personaje y trabajas desde algo muy sólido, te da unas posibilidades que en otros sitios es muy complicado.

Entonces te redescubres como persona y como actor.
No sé si me redescubro o si me redescubren porque yo ya llevo un tiempo en esto y más o menos ya te conoces, sabes cuáles son tus puntos fuertes, tus debilidades y demás. Para bien o para mal te conoces, pero igual si que es cierto que para el público verte depende en qué registros sí que resulta una novedad.

¿Y en qué proyectos has estado trabajando en estos meses?
Pues…espérate a que lo piense (risas). Bueno hice una película. Estuve rodando en Venezuela un mes y medio con Roberto Santiago, es una película que estrenarán en el festival de Málaga si todo va bien. Se titula Sólo para dos y el estreno oficial no sé cuándo es. Una coproducción hispano-argentina, con participación de Venezuela, con Martina Guzmán de coprotagonista. Es la chica que hizo Elefante Blanco con Ricardo Darín. La verdad es que es una comedia divertida. Está muy bien. Además, el hecho de estar rodando un mes y medio en Venezuela pues quieras o no siempre es una alegría, sobre todo cuando era invierno aquí que allí era verano (risas). El sol y la playa siempre se agradecen.

¿También estás haciendo algo de teatro?
Si, estrenamos un monólogo, ‘Santi Millán Live’. Es un espectáculo donde cumplo uno de mis sueños que era cantar. A mí me hubiera gustado ser estrella del rock, pero la naturaleza me ha dotado de muchas cualidades pero la voz, a la hora de cantar, no es una de ellas. Aun así pensé que ya tengo una edad y que en el fondo en esta vida hay que hacer lo que a uno le apetece y lo que le motiva. Hay gente profesional que canta y tampoco lo hace tan bien (risas). Es sacarse la espinita y contar un poco a la gente mis pasiones, que son: la música, el humor y el sexo.

¿Qué tipo de música te gusta?
Soy bastante ecléctico. Depende del momento, pero la línea que más escucho es pop-rock.

¿Luego sacas tiempo también para la productora?
Si. Lo de la productora nace desde la necesidad de que muchas veces uno como actor siempre está en una posición un poco pasiva, esperando a que te propongan y cuenten contigo. Eso a veces es complicado y es desesperante. Lo de la productora era para ser un poco más proactivo y decir “bueno, si no me lo proponen vamos a intentar hacerlo nosotros”.

¿Qué estáis haciendo ahora?
La verdad es que estamos con varias cosas. Tenemos la suerte de ser bastante eclécticos y de que nos guste todo y en la productora intentamos seguir con la misma filosofía. Es una cosa que con los tiempos que corren está muy bien porque hay que diversificar mucho. Estamos como agencia de publicidad de algunas marcas; mucho teatro porque, además, el grueso de la productora somos compañeros que hacíamos teatro juntos cuando teníamos 15 y 16 años. Estamos produciendo incluso espectáculos infantiles con la gente de Imaginarium. Programamos un ciclo de comedia y monólogos en Barcelona, en el teatro Capitol, que es donde estoy yo ahora. De televisión lo último que hicimos fue un programa llamado Play Sports.

¿Y ahora tenéis algún proyecto más para televisión?
Pues ahora no porque yo vuelvo al desierto a hacer una carrera de bicicleta y volvemos a hacer la segunda edición de Imparables.

¿Qué tal fue la primera edición?
Muy bien, divertido. Hombre, igual tampoco hacía falta que fuesen tantos kilómetros (risas). Las etapas son de más de 100 km y yo con la mitad iba sobrado, el paisaje ya estaba visto.

¿Que dirías si te preguntaran cuál es tu profesión? Porque hablamos de actor, pero eres un profesional que abarca muchos ámbitos
Sí, yo me considero actor. Empecé a trabajar profesionalmente a los 18 años, pero desde los 10 he estado haciendo teatro. A mí lo que me gusta es actuar y estar encima de un escenario. También es cierto que soy una persona inquieta que no sabe decir que no y si tienes la posibilidad de ir probando cosas nuevas y de hacer cosas diferentes, es un privilegio.

¿Seguirás en El Hormiguero?
Si, de momento si. Hasta que no me echen y hasta que no se cabree Pablo porque le gano siempre… (risas)

Volviendo a tu gusto musical, ¿Qué artista es, del que si puedes, nunca te pierdes un concierto?
Mi banda de cabecera el Coldplay, son los que más me gustan. Antes era más de heavy-metal y era más de los Dire Streets, era super fan.

Y ahora tema Frágiles, ¿Lola va a estar en tu consulta? ¿Cómo llevas el tener una ayudante tan especial?
Sí. Piensa que es muy eficiente, es una persona especial porque tiene el Síndrome Asperger, pero es muy ordenada y creo que es un complemento perfecto para Pablo. Pablo tiene la inteligencia emocional muy desarrollada, pero anda cojo en lo que es el orden y demás. Así que con Lola se complementa perfectamente porque incluso le lleva la agenda.

¿Y Santi Millán es ordenado?
(Suspiros) Soy bastante ordenado en el orden en la casa. Me gusta tener las cosas ordenadas y saber donde están. Después en el día a día sí que es cierto que hay muchas veces que, aunque es difícil, intento llevar cierto orden.

¿Apostarías por una tercera temporada de Frágiles?
Ya he apostado (risas) y voy a ganar.

Doblaste a Ted en la primera película. ¿Volverás a hacerlo en la secuela?
Hombre sería muy feo que no me llamaran. Pero no lo sé, eso depende de la productora. Yo encantado, me lo pasé muy bien.

Regina H. Bardají

Fuente