Sanción disciplinaria a todo el Campamento


Antes de su despedida (mejor dicho, segunda despedida), de Campamento de Verano, Karmele marchante dejó caer un dardo envenenado sobre el grupo, aunque incidiendo más sobre Montalvo. Había encontrado dos cigarros y un mechero en uno de los cuartos de baño del programa, y en vez de callarse y ayudar a sus compañeros, se puso a gritar como una histérica y avisar al Sargento. Todo esto fue recogido por las cámaras, así que se mostró en la séptima gala del concurso.

El programa sanciona a todos con la nominación tras encontrarles tabaco

Nadie daba la cara ni nadie acusaba a nadie, así que Joaquin Prat amenazó con una sanción general, que acabó siendo una nominación disciplinaria a todos los concursantes excepto a Esteban y Jeyko por tener la prueba de inmunidad.

Así fue como todo el campamento tildó de chivata a Karmele antes de salir por la puerta del programa.