‘Salvados’ sigue la cuenta atrás del pulso entre la Grecia de Syriza y la Unión Europea


La cuenta atrás del ultimátum de la Unión Europea a Grecia es el eje central de la próxima entrega de ‘Salvados’, que llega a laSexta el domingo a las 21:30 horas. A pocos días de vencer el plazo del rescate griego y después de que el gobierno de Alexis Tsipras haya solicitado a la UE una extensión del crédito con nuevas condiciones, Salvados se desplaza a Grecia para seguir de cerca la cuenta atrás del pulso entre el nuevo gobierno de Syriza y sus socios de la Unión Europea.

¿Qué posibilidades tiene el gobierno de Tsipras de ganar este pulso? ¿Cumplirá la Unión Europea su amenaza de cortar la financiación si no hay acuerdo? ¿Cómo están viviendo los ciudadanos griegos esta situación desesperada? ¿Qué percepción tienen los griegos de la Unión Europea? ¿Qué parte de responsabilidad tienen ellos en esta situación? ¿Puede verse España en una situación parecida?

Salvados vive en Atenas los últimos días hasta conocer el desenlace de esta crisis, hablando con responsables políticos, representantes del mundo empresarial y, sobre todo, ciudadanos a pie de calle.

Jordi Évole visita el suburbio ateniense de Perama, un barrio popular con un paro del 60% y en el que algunas ONG se ocupan de la asistencia sanitaria a parados de larga duración. Allí conocerá de primera mano cómo están viviendo sus habitantes esta situación desesperada, mientras los responsables políticos deciden su futuro en los despachos de Bruselas o Berlín.

El programa entrevista a Kostas Isychos, actual viceministro griego de Defensa y responsable de Relaciones Internacionales de Syriza, que explicará el punto de vista del gobierno griego y comentará la viabilidad de su programa.

También en la capital griega Évole se encuentra con Íñigo Errejón, número dos de Podemos, con quien hablará de puntos en común entre Syriza y Podemos y de los posibles paralelismos entre Grecia y España. Évole aprovecha la ocasión para comentar algunos aspectos de la actualidad española con Errejón, sin olvidar el “caso Monedero”.