‘Salvados’ estrena temporada con un cara a cara inédito entre Albert Rivera y Pablo Iglesias


Salvados estrena temporada este domingo con un cara a cara inédito en televisión. Por primera vez, Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias (Podemos) debaten sobre sus propuestas políticas en un programa televisivo. Y lo hacen con Jordi Évole de moderador, en un formato que se aleja del estándar que estamos acostumbrados en los debates políticos.

Una localización singular

Un bar en Nou Barris, un barrio popular de Barcelona especialmente afectado por la crisis, sustituirá al tradicional plató de televisión. En este distrito, en el que tradicionalmente se han impuesto las fuerzas de izquierdas, Ciudadanos fue el partido más votado en las pasadas elecciones catalanas.

Un paseo por la calle con los políticos mientras se acercan al bar sustituye al recibimiento institucional a los candidatos que solemos ver en televisión. Los problemas de la gente, que se acerca a hablar con los políticos, están así presentes en el escenario del debate.

Un debate abierto

El debate es abierto, sin tiempos preestablecidos para cada entrevistado ni listado de preguntas acordado previamente. Jordi Évole guía más que modera la conversación, lanzando preguntas concretas a los dos políticos e interviniendo para repreguntar o matizar cuando lo considera oportuno.

De pie frente a la barra o sentados en una mesa, los dos líderes de Ciudadanos y Podemos responderán las preguntas de Jordi Évole, poniendo las propuestas de las dos principales alternativas al bipartidismo frente a frente.