Ruth Lorenzo cambia de vestido en Eurovisión 2014


“Un fallo técnico con las placas de acero que no estaban haciendo el efecto que buscábamos, que era destellar luz”. Esta es la explicación que ha dado Ruth Lorenzo tras saberse que tiene otro vestido colgado en su perchero.

Tras el ensayo con el vestido que tenía reservado para la final, un diseño de la firma española Anmargo, la cantante no quedó satisfecha y llegó a plantearse viajar a Londres, ciudad que conoce perfectamente, con la idea de buscar otra opción.

Buscar alternativas

Y es que Ruth quiere que, en la final, cuando salte al escenario todo sea perfecto, aunque tenga que tomar alguna decisión que le rompa el corazón. “Estoy encantada con el trabajo de Anmargo que me ha diseñado también todo el vestuario que he lucido en esta semana eurovisiva”, ha dicho la representante española.

Y añade, “el vestido de la final era maravilloso. Estoy muy agradecida por su trabajo y esfuerzo, pero al ver el efecto en pantalla tuvimos que buscar alternativas”.

Ya nos dijo el otro día que es una mujer que nunca está satisfecha del todo y que siempre piensa que quizá no ha hecho lo suficiente para lograr la perfección que tanto anhela.

No hay que olvidar que la final de Eurovisión es un programa de televisión que ven millones de espectadores en todo el mundo y por eso no se suele dejar hueco para improvisación. Todo está ensayado, medido, controlado.

Un vestido similar, de línea sirena

En el ensayo general, en el que vota el jurado, ya hemos podido ver a Ruth con el nuevo vestido y, además, con el pelo mojado. El estilista de TVE,  Rafa Lorenzo, desvela desde Copenhague que el nuevo vestido es de línea sirena y va realizado en encaje con paillettes de color plata sobre una base de tono rosa nude. Además, lleva aplicaciones de perla y cristal en el escote.

Por lo que vemos en las fotos, el escote de la espalda es menos pronunciado aunque los dos vestidos son bastante parecidos. Ya dijimos el otro día que el diseño de Anmargo tenía historia. Y este también.

Cuando Ruth paseaba por Copenhague con la delegación de TVE se fijó en el escaparate de una tienda de vestidos de novia y pensó que quizá habría alguna tienda especial en la ciudad.

Luego en el hotel estuvo navegando en Internet y Google le dio tres opciones. La tercera tenía un vestido que encajaba en sus gustos y cuando fue a la tienda se sorprendió al ver que era la misma del día del paseo. Esta casualidad ha sido para ella una señal.

Un diseño de Hesam Fevzi

Este segundo vestido es un diseño de la firma Karim Design, fundada en Copenhague en 1991 por el iraní Karim Feyzi. Un diseñador que ha vestido a cantantes, actores y diferentes personalidades, entre ellas, la exemperatriz Farah Diva.

Ahora es el hijo de Karim, Hesam Fevzi, quien lleva el negocio, que se caracteriza por una factura artesana, el empleo de materiales de calidad, la confección hecha a mano y el gusto por los pequeños detalles.

Y hablando de detalles. El vestido de Anmargo llevaba un detalle en rojo oculto en el tejido, algo que a Ruth le da suerte. Pues bien, esa pieza tan especial que le cosieron en Madrid estará también en el vestido de Karim Desing.