Roberto Cairo, un secundario de lujo en ‘Cuéntame cómo pasó’


El equipo de ‘Cuéntame cómo pasó’ perdió ayer a un actor que había formado parte de la ficción desde su primer capítulo hasta la última temporada emitida: Roberto Cairo, el intérprete del simpático Desi, ha fallecido este jueves a los 51 años víctima de un cáncer.

Tras doce años siendo un rostro habitual de ‘Cuéntame…’  tanto Desi como Cairo se habían convertido en parte del sello de la serie, el primero por ser un punto de apoyo imprescindible en la vida de Antonio Alcántara, y el segundo por una solvencia interpretativa que, junto al guión, hizo crecer a Desiderio Quijo de forma gradual a lo largo de la serie. Aquel callista leal y campechano que conocimos en la primera temporada estaba destinado a ver como su vida personal y laboral daba un vuelco de 180 grados en poco más de una década, lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta el carácter inquieto de Desi. Después de años dedicado al mundo de la podología el mejor amigo de Antonio decidió montar una imprenta junto a él y otros personajes de la serie, negocio que no terminó de prosperar. Sin embargo su futuro no estaba en los callos ni en las duricias, y tras un nuevo intento fallido acabó abriendo sus propios negocios: una tienda de electrodomésticos y un videoclub. El primero se convertiría más adelante en la actual Estandartes y banderas. Cabe destacar que desde que se casó, en todas estas aventuras siempre ha estado Clara a su lado para ayudarle.

Y es que la madre soltera que tantos desprecios recibió en el pasado ha acabado convirtiéndose en el amor de la vida de Desi, cuya existencia sentimental ha sido tan agitada como la profesional. Una muchacha del Edén, Loli, la misma Clara… Desiderio es un hombre enamoradizo y apasionado que como tal se ha llevado más de un desengaño, pero en la vecina de los Alcántara parecía haber encontrado un espíritu afín. Las infidelidades de Desi sin embargo pusieron una vez en peligro ese matrimonio y en las últimas temporadas hemos visto como Quijo volvía a las andadas, por lo que más de un espectador llegó a pensar que Desi y Clara serían de los primeros matrimonios del barrio en separarse. Por el momento no ha sido así y ella todavía desconoce el engaño de su marido.

Hay que decir no obstante que esa deslealtad hacia Clara nunca la ha tenido con el protagonista de la serie, sino todo lo contrario: Desi ha sido siempre el confidente y mejor amigo de Antonio, quien aunque en no pocas ocasiones lo ha tratado con soberbia, también ha sabido estar a la altura cuando Desiderio lo ha necesitado. Lo suyo es una típica sintonía entre dos personas de carácter muy distinto que a veces chocan por ese mismo motivo. La sencillez de Desi no siempre casa bien con el orgullo de Antonio, y la tendencia a ver el lado bueno de la vida que tiene el ex callista ha generado alguna que otra salida de tono por parte del patriarca de los Alcántara. Con todo ambos se quieren sinceramente y saben que siempre estarán allí el uno para el otro.

Por otra parte esa tendencia a ayudar al prójimo se ha ido desvelando poco a poco como un rasgo intrínseco de Desi, ya que a pesar de que sus consejos puedan ser más o menos afortunados, este hombre que se ha reinventado a sí mismo a lo largo de los años sabe ser generoso y solidario cuando toca pero, sobre todo, es amigo de sus amigos. Al personaje de Roberto Cairo le gusta estar rodeado de la gente que quiere y aunque sus opiniones políticas o sus intereses futbolísticos sean distintos a los de algunos de sus allegados Desi ha demostrado a lo largo de la serie que respeta a todo el mundo y procura no juzgar. No podría ser de otra manera, dado que él mismo siempre ha vivido como le ha parecido mejor y nunca ha ofrecido explicaciones a nadie.

Cairo ha dado vida durante tantos años a este entrañable secundario que para la mayor parte del público su cara siempre será la de Desiderio, si bien la carrera del intérprete ha sido mucho más polifacética: tras más de 20 años dedicados a la interpretación, Roberto Cairo trabajó en títulos como ‘Las chicas de hoy en día’, ‘Farmacia de guardia’, ‘Ay, señor, señor’, ‘Los ladrones van a la oficina’ y ‘Señor alcalde’ en televisión, mientras que en el cine destacan ‘Amo tu cama rica’, ‘Yo me bajo en la próxima, ¿Y usted’, ‘Fugitivas’ o ‘Vientos del pueblo: Miguel Hernández’.  Como actor de teatro representó sobre los escenarios ‘Los siete infantes de Lara’, Morirás de otra cosa’, ‘Trainspotting’, ‘Las mujeres sabias’, “La venganza de Petra” y ‘Luna de miel en Hiroshima’. Un conjunto de títulos muy diversos que demuestran que a Roberto Cairo no se le resistía ni el drama ni la comedia, algo que también dejó patente durante su trayectoria en ‘Cuéntame cómo pasó”.

Decía Konstantín Stanislavski (o al menos a él se le atribuye la frase) que no hay personajes pequeños sino actores mediocres, y Cairo hizo suya esta frase mientras se metía temporada tras temporada en la piel de ese secundario que acabó ganándose por mérito propio todo el protagonismo que no siendo miembro directo de la familia Alcántara podía tener. Roberto Cairo  supo exprimirle todo el jugo a Desiderio y éste, a cambio, ha hecho que el nombre del actor quede en la memoria de todos los simpatizantes de ‘Cuéntamé cómo pasó’, quienes seguramente cuando recuerden la serie una vez ésta haya finalizado, volverán a hablar de Desi y del actor que lo encarnó.