‘Planeta Calleja’ lleva a Santi Millán a cumplir su sueño de la infancia


Desde pequeño tenía el sueño de escalar el Monte Cervino. Sus padres emigraron a Suiza, así que esta montaña de los Alpes de 4.478 metros de altitud siempre fue una especie de icono para él. Es una de las cimas más bellas y fotografiadas del mundo, pero su alto índice de mortalidad la convierte en sólo apta para expertos escaladores. Ello no será impedimento para que el actor Santi Millán se meta en la aventura e intente coronar el Cervino junto Jesús Calleja en esta nueva entrega de “Planeta Calleja” que Cuatro emitirá el domingo 4 de mayo (21:30 h.).

“Sé que el Cervino es una de las montañas más peligrosas de los Alpes. En principio no me asusta, no sé si porque estoy en buenas manos o porque soy un inconsciente”, confiesa el actor. A pesar de no saber absolutamente nada de escalada, aceptó la propuesta  porque consideraba que estaba en buena forma física, ya que había participado en la mítica carrera de Titan Desert en mountain bike, aventura que emitió Energy en el programa “Imparables”. “Llevo unos años entrenando. He participado en algún triatlón y sobre todo en carreras con la bicicleta, pero nunca he hecho alpinismo, es mi asignatura pendiente”, explica Millán.

Pero antes de comenzar el reto deberá someterse a un duro entrenamiento: Santi Millán se trasladará hasta León donde Jesús Calleja le dará unas lecciones básicas de escaldad en Vegacervera y Peña Ubiña. Posteriormente, viajarán hasta Zermatt, un pueblo idílico de los Alpes, donde Santi tendrá que aclimatarse a su altitud. Desde allí ascenderán al Breithorn para concluir el entrenamiento en una vía ferrata, una pared equipada con hierros y cables de acero que permite exponerse a la verticalidad con bastante seguridad.

Para ascender el Cervino lo primero que tendrán que hacer será un trekking hasta el refugio Hornli, un lugar mítico para los alpinistas. Allí conocerá el ambiente de los montañeros suizos, que sufrirán el particular sentido del humor de Santi. Pero en el Cervino ya no habrá lugar para bromas: allí han muerto más de 500 alpinistas y sus caras son tremendamente escarpadas, lo que puede provocar frecuentes avalanchas de nieve, hielo y piedras. ¿Conseguirá Santi Millán cumplir su sueño con la ayuda de Jesús Calleja?