‘Pesadilla en la cocina’ visita este miércoles el Yatiri, un restaurante ibicenco en la cuerda floja


Este miércoles, en el prime time de laSexta, ‘Pesadilla en la cocina’ visita el Yatiri, un restaurante ibicenco en la cuerda floja. Espiritualidad, respeto al mundo, paz, amor… Ese es el ambiente que se respira en este restaurante de comida orgánica en plena isla de Ibiza que detrás de su “filosofía zen, relajada y feliz” esconde meses de pérdidas, una profunda desorganización y una peculiarísima familia poco consciente de su verdadera situación.

Al frente de este panorama se encuentran dos ex modelos y hermanas que, animadas por su místico padre, abrieron hace poco más de un año el Yatiri sin saber absolutamente nada del negocio. Hasta entonces, la buena vida y los viajas ocupaban su día a día. Pero quisieron asentarse y creyeron que un restaurante era la mejor forma de tener algo propio. Meses de continuas y enormes pérdidas les han quitado la razón y ahora están en la cuerda floja, desmotivadas y sin saber qué cambiar para que el negocio no termine completamente hundido.

Una peculiar familia y una curiosa pasión por la cocina

A las dos hermanas se le une, en este particular restaurante, el novio de una de ellas –un ex futbolista que ahora ejerce de ayudante de cocina- y un cocinero que se considera creativo, original y prácticamente infalible. También se encuentran alrededor de las hermanas un místico padre del que no reciben apoyo; un hermano espiritual que fabrica instrumentos artesanales y no usa zapatos para estar conectado con la tierra; y una madre a la que recurren económicamente cada principio de mes pero que no puede seguir cubriendo las deudas y pérdidas por mucho tiempo más. En el Yatiri las cosas no funcionan y sólo les queda una última oportunidad antes de encontrarse ante el desastre: Pesadilla en la cocina.

Alberto Chicote tendrá que hacer lo imposible para conseguir que por primera vez la familia al completo se enfrente a la realidad y, además de en su relajado y feliz estilo de vida, ponga el acento en el esfuerzo, el tesón, la organización y la profesionalidad.