Pepa Bueno se estrena en el chester este domingo, con Felipe González y Coronado


La cuarta temporada de ‘Viajando con Chester’ arranca con nuevas conversaciones, nuevos tapices, nuevas y confesiones y nueva presentadora. Este domingo, Pepa Bueno se sentará en el sofá con dos “señores”, como ella misma les ha denominado: Felipe González y Jose Coronado. Para la periodista, aceptar el reto de conducir el chéster ha sido “un bombón” a nivel profesional: “Me siento como una niña con zapatos nuevos”.

Pepa Bueno le toma el relevo a Risto Mejide en la nueva temporada del programa. Para los que se pregunten si la tónica de las conversaciones íntimas va a ser la misma o va a llevar una línea diferente, aquí está la respuesta: “Yo voy a ser como soy, 100% Pepa Bueno, a mí me gusta mucho preguntar”. Esto es, que su indiscutible bagaje profesional le permitirá mirar a directamente a los ojos a personajes de la talla de Felipe González, Jose Coronado, Fernando Tejero, Ana Belén y Víctor Manuel o Grande-Marlaska, y charlar con ellos.

Su dominio de la entrevista será evidente. Lo que la nueva presentadora, en principio, no encajará tan bien, serán las ‘preguntas retorno’, es decir, el momento en el que ella también tendrá que contestar. “Respingué la primera vez que, en vez de preguntar yo, me preguntaron a mí. Lo primero que pensé fue: ¡Oye, que aquí las preguntas las hago yo!, pero claro, es que, lo que se hace en el chester no es una entrevista. Sin darme cuenta, en el devenir de la conversación, he acabado contando cosas personales, con lo mucho que yo valoro la privacidad, y me he sorprendido a mí misma respondiendo a todas las preguntas. ¡Hasta me ha salido mi acento extremeño! Nunca lo uso, porque lo corrijo automáticamente a la hora de informar”, ha dicho en el acto de presentación del programa.

“Me han hecho confesiones que pueden alterar la imagen de mis invitados”

Para Pepa, la experiencia ha sido un “regalo”: “De repente, aun llevando una especie de guión en la cabeza, los invitados me han contado cosas que no esperaba, me han hecho confesiones que me han emocionado mucho, me daban ganas de llevármelos a mi casa. A mí me gusta mucho conseguir titulares pero esos han sido momentos muy íntimos que les agradezco mucho, ya que lo que han contado puede condicionar notablemente su imagen pública”.

El domingo veremos a una Pepa decidida, emocionada, profesional y, sobre todo, muy sonriente: “Es que yo me rio mucho. Me vais a ver tal y como soy, fuera de los informativos ”. Felipe González y Jose Coronado serán los primeros en sentarse en el chéster y como novedad de esta cuarta temporada, el programa incluirá además un ‘making of’ donde podremos ver cómo y por qué se tapiza el sofá, cómo se eligen las localizaciones y las conclusiones de la presentadora después de cada encuentro. Su deseo: poder entrevistar, mejor en el chester que en otro contexto, al expresidente José María Aznar.

‘Esperando a Chester’, el ‘making of’ de las charlas de cada programa

“Esperando a Chester” es el aperitivo especial que el programa ha preparado para acompañar cada emisión de “Viajando con Chester”. Un formato independiente, con contenidos inéditos y secretos de grabación que servirán para contextualizar cada entrega, poner el foco y la atención en los aspectos más destacados de cada invitado, resaltar la música y las imágenes que acompañan cada emisión y conocer más en profundidad la opinión y comentarios de la presentadora.

“Esperando a Chester” es una ‘maldad’ del director del programa, Óscar Cornejo, porque me ‘obliga’ a evaluar en caliente, recién terminada la conversación, mi impresión del invitado”, explica Pepa. “A veces dudo de si soy ecuánime en ese momento, porque en general, ¡acabas con ganas de llevártelos todos a casa! Porque se han abierto, te han regalado datos, emociones, confidencias….”.