‘Olmos y Robles’ se enfrentan al asesinato de un escritor durante la celebración de un festival de novela negra


En la segunda entrega de la temporada, Robles se instala de nuevo en Ezcaray con un claro objetivo: investigar sobre el asesinato de sus padres. Mientras, el pueblo celebra el festival ‘Murder Club’ que cuenta entre sus actividades con una yincana detectivesca. El juego se paralizará con el asesinato de uno de los escritores, lo que pondrá a prueba el ingenio de la pareja de la Guardia Civil.


‘Los asesinatos del Murder Club’


El teniente Robles se instala de nuevo en el cuartel de Ezcaray y le revela a Olmos el verdadero motivo de su vuelta: la investigación del asesinato de sus padres. El cabo primero se ofrece a ayudarle mientras en el pueblo tiene lugar la celebración del ‘Murder Club’, un festival de novela negra organizado por tres reconocidos escritores, y cuyo plato fuerte es su famosa yincana detectivesca.


La gente de Ezcaray, incluidos Olmos y Robles, acuden al evento, pero el juego deja de serlo cuando uno de los escritores es asesinado en medio de la yincana. Olmos y Robles deberán poner a prueba su ingenio para resolver el misterioso caso, y lo harán con la ayuda de la nueva y exigente juez de Instrucción, Nora Salgado.


Mientras tanto, Damián prepara su campaña electoral para las elecciones municipales con un as en la manga: la firma de un importante acuerdo con un empresario chino para construir un resort en Ezcaray. El alcalde intenta mantener sus planes en secreto, pero no podrá engañar a Cata y a su infalible olfato durante mucho tiempo.

Haz clic aquí para ver más fotos