Natalia Verbeke: “Para todos era un aliciente poder bailar y cantar”


Natalia Verbeke visitó ‘Zapeando’ para hablar del estreno de ‘Bienvenidos al Lolita’, el cabaret que se abrió el pasado martes, 7 de enero en Antena 3. La actriz encarna a Violeta, la antigua estrella del cabaret que tras dejarlo, se ve obligada a volver por su situación personal.

La artista cuenta que en la serie aparece gente “muy extravagante, muy divertida, que tiene sus envidias, sus amores, sus celos…”. Un trabajo musical que ha requerido de mucha preparación y que ha terminado con la actriz lesionada.

Natalia Verbeke es Violeta Reina

Violeta, la hija de Dolores, regresa al Cabaret porque no tiene adonde ir, pero no deshace la maleta, porque Dolores y el Cabaret representan todo de lo que huye: el desorden, la nocturnidad y la irresponsabilidad. Está convencida de que ésa es una situación temporal, por eso siempre está haciendo entrevistas y enlazando trabajos basura.Sabe que necesita un trabajo de persona mayor, pero no logra pasar de segundas entrevistas.
Sus hijos son el sentido de su vida.

Y de ello saca una fortaleza salvaje para sobreponerse a todo: al abandono de su hogar, de su marido, a tener que volver a casa de su madre con el rabo entre las piernas… Así aparece en el Cabaret en mitad de la noche, con sus dos hijos y una maleta. En guerra consigo misma y con su naturaleza naíf.

Su carácter soñador hace que se abrace a la felicidad como a un corcho pese a su mala suerte. Sabe dar la vuelta a las cosas malas para que parezcan buenas. Especialmente con sus hijos, a los que cuenta historias maravillosas y viajes imaginarios para protegerlos de las crudas circunstancias que atraviesan. Durante años ha creído que apretar los ojos y hacer mucha fuerza para ser feliz daría resultado. Es una persona bella sin ambages. Obstinada, testaruda, decidida a empezar de cero y convertirse en una chica normal, con un trabajo normal y una vida normal…