Mireia Belmonte, el primer oro olímpico que se aventura en el ‘Planeta Calleja’


Convertida por méritos propios en una de las figuras más relevantes de la historia del deporte español, ejemplo de superación para millones de personas y una de las mujeres más influyentes de la actualidad. Es Mireia Belmonte, la gran estrella nacional de los Juegos Olímpicos de Río 2016 y, a partir de hoy, nueva expedicionaria en “Planeta Calleja”. La atleta catalana salta del agua para poner rumbo a una divertida misión al otro lado del mundo, en apariencia sencilla pero que esconde una extrema complejidad física que requerirá concentración, esfuerzo y tesón.

Japón será el escenario de una aventura sin precedentes para Mireia Belmonte y su anfitrión, Jesús Calleja. La isla de Shikoku acoge en su interior la Shikoku Henro, una ruta circular al estilo del Camino de Santiago que durante 1.200 kilómetros de subidas y bajadas recorre 88 templos budistas. Ataviados como dos típicos peregrinos, Mireia y Jesús recorrerán el trazado a pie y corriendo. Y además se atreverán con una media maratón.

“Planeta Calleja va a ser el primer viaje de aventura de mi vida, estoy deseando compartirlo con Jesús”, afirma la nadadora olímpica. “Para mí el deporte es un reto constante dentro y fuera de la piscina, me apasionan los nuevos retos”.

Entre esos retos a los que alude se encuentra montar en bicicleta, quizá la única disciplina deportiva que se le resiste a Mireia. Jesús Calleja le ofrecerá un intercambio de “conocimientos”: él ayudará a Mireia a superar su bloqueo con las bicis y a cambio ella le enseñará a mejorar, de una vez por todas su técnica de natación. Dos amantes del deporte frente a frente que convertirán esta aventura en una competición. El mayor reto de Mireia Belmonte será también el gran desafío de Jesús. ¿Quién ganará?