Miguel Ángel Muñoz: “La venganza en ‘Sin Identidad’ tiene que ser la más cruel que se haya visto”


‘Sin Identidad’ cierra esta noche a las 22.30h su primera temporada en Antena 3, y en Mi Zona TV hemos entrevistado a Miguel Ángel Muñoz para que nos cuente lo que ocurrirá en el capítulo final y para que nos avance algo sobre la segunda temporada. El actor se muestra muy contento con el resultado de la serie, y dice que la segunda temporada debería consistir en la mayor venganza que se haya visto en la ficción nacional.

Esta noche se emite el capítulo final de la primera temporada, ¿nos sorprenderá? ¿Por qué hay que verlo?

El final de la primera temporada de ‘Sin Identidad’ tiene todos los ingredientes que los más de 3,5 millones de espectadores que nos siguen desde el primer capítulo están esperando desde entonces. Continúan las traiciones, se avecina la venganza, se resuelve sobre todo la gran incógnita de nuestra serie, esos saltos de tiempo del 2013 al 2001 y por qué la serie comienza con una mujer que se ha cambiado de identidad, se ha cambiado el pelo, el color de los ojos y venía desde una cárcel china. Todo eso se resuelve este jueves. Y se avecinan pistas de ese 2013, y de esa venganza, que yo creo que va a ser la venganza más cruel que se ha visto en la ficción española, de esta mujer hacia todos esos miembros de su familia.

¿Cómo reaccionará Bruno al enterarse de la desaparición de María?

Yo creo que será una sorpresa y puede reaccionar de dos maneras: si él está involucrado, con una sorpresa un poco ficticia, pero tanto si está involucrado como si no, con una terrible pena. Porque gran parte del trastorno de Bruno tiene que ver con el amor imposible entre él y María. Así que si tanto participa como si no, se va a hundir en la pena.

¿Por qué tiene Bruno esa obsesión con María desde pequeño?

No se ha visto, pero ojalá se vea parte en la siguiente temporada. Pero sí que se ha contado en algún momento que ellos pasaron toda su infancia juntos. Todos desde pequeños tenemos un amor platónico, tenemos amor hacia la persona que idolatramos, y en este caso María ha sido lo más importante de la vida de Bruno. No se ha sentido su primo, sino su protector, su amigo, su confidente… Él ha visto en los ojos de María algo que no ha sido correspondido por su parte cuando ya comenzaba a madurar…

Tiene como una espinita, pero es algo que va más allá. Es cuando dos personas viven toda una vida juntos y pasan todos los problemas y alegrías juntos, y de repente uno de ellos siente una decepción tremenda. Y esto es lo que siente Bruno.

Hemos visto que Bruno es capaz de cualquier cosa, pero ¿de parte de quién está realmente?

Es un personaje de los más complejos a la hora de definirlo en un bando. Es un personaje con muchas aristas y con una cara diferente según con quién esté tratando, incluso con todos los miembros de su familia. No trata igual a madre, que a su tía, a su tío, a su prima, que a su hermano. Realmente lo que le pasa es que él es un sufridor. Es una persona que está trastornada, de verdad, que ha sufrido muchísimo, y tiene una crisis de identidad al igual que María. Él cuando vuelve de Estados Unidos, se le cae el pilar más importante de su familia que es su padre, y al que tenía como ejemplo y el que durante toda la vida le ha puesto en su sitio de una manera muy severa. Esto le descoloca hasta un punto que se siente como un pez fuera del agua. Y además, no tiene un apoyo importante, y el que él quiere que sea, que es María, no lo tiene, y le hace estar totalmente desestabilizado.

De momento, para mí, y es lo que yo he trabajado con mi personaje, él no está en ningún bando. Él ama a María profundamente por encima de todas las cosas. Lo que pasa es que tiene este problema con ella. Pero no está del lado de su familia y puede estar en contra de todos, porque él no ha participado hasta la fecha, en nada de lo que le están haciendo a su prima. Él lo que le hace a su prima va por su cuenta, que es este acoso que tienen.

Bruno es un personaje muy complejo, víctima también del padre que le ha tocado en suerte, ¿crees que tiene redención posible?

A mí me gusta siempre mirar la botella medio llena en la vida y también en los personajes. Eso les hace siempre más interesantes, pero creo que es muy, muy difícil. Según van pasando los episodios se va viendo que la cosa se va complicando cada vez más. En el último episodio Bruno desconfía mucho, y acusa claramente a su padre de haber matado a su madre. Y se ve que Bruno tenía con su madre algo importante, y posiblemente ha sido la persona más importante de su vida.

Yo no me creo que él de repente perdone a su padre porque sí. Sí creo que inteligentemente conviene aliarse con tu enemigo si no puedes con él, hasta nueva hora.

Después de enterarse de que Amparo es la hermana de María, ¿continuará Bruno manteniendo relaciones con ella?

Yo creo que más incluso, porque Bruno a partir de que se entera de que Amparo es hermana de María, ve en los ojos de Amparo a su prima. Si ya de por sí, en ese primer encuentro sexual que tuvieron, él le preguntaba por la mancha que tiene que se le parece a la de su prima, también por el perfume que ya había usado a propósito… creo que es una manera de proyectar en ella a su prima, y el amor que él siente por María.

A la hora de interpretar a Bruno, ¿qué es lo que te ha resultado más complicado?

El poder permitirme la libertad absoluta sin juzgarme, y de darle rienda suelta a toda la imaginación de lo que sufre este personaje, y cómo lo expresa. El poder estar en una mesa tranquilamente pelando un plátano o una naranja, y diciéndole a tu padre mirándole a los ojos que es un asesino y un sinvergüenza, y que es un criminal, sin pestañear y con muchísima rabia y odio detrás de cada palabra. Todo ello no es fácil. Realmente desde fuera es un personaje que si no sabes todo lo que ha sufrido, es absolutamente detestable. Pero una vez que te haces cargo de lo que le pasa a este personaje, ya sí te lo puedes permitir. El poder entenderlo lo suficiente para poder permitirme ser así de malvado.

Si te vieras en una situación similar a la de María, ¿te vengarías?

Yo no podría vengarme. Pero cuando uno de repente después de 27 años descubre que su vida ha sido una farsa, y que nadie después de descubrirlo le tiende la mano y le explica toda la verdad, sino que continúan las mentiras, eso es algo muy difícil de asimilar. Y más aún todavía cuando se le va poniendo, según van pasando los capítulos, todo en contra.

El ser humano puede tener una parte irracional y puede hacer cualquier cosa, y me da mucho miedo el pensar que yo pudiera hacer algo así. Ojalá no.

¿Qué valoración haces de la primera temporada de la serie?

No puedo hacer una valoración más positiva. La primera temporada de la serie ha sido un éxito como fue el estreno, que fue lo más visto en los últimos cinco años en un estreno de una ficción de Antena 3. Estar por encima de los 3,5 millones todas las semanas, en julio, con un Mundial… no se puede pedir más. Los datos no pueden ser mejores. Si hay seis millones en España viendo la televisión y que más de la mitad está viendo ficción en verano cuando anochece a las 11 de la noche y ya hace calorcito para salir a la calle, es muy bueno.

Muy muy contentos, porque de no haber sido un éxito tan grande, no hubiésemos asegurado la segunda temporada, ya que la serie por todo lo que conlleva, es extremadamente cara, y triplica el presupuesto habitual. A parte de que son ciento y la madre, cada uno tenemos nuestra trama importante a pesar de que es una serie coral. También el hecho de estar todos los días en una localización diferente y no tener plató… que un plató amortizas el dinero donde todos los días puedes poner la cámara en la misma pared, y mover a 80 personas todos los días durante seis meses a un lugar diferente, eso hace que sea muy muy caro. Si no hubiese tenido unos datos de superéxito, no hubiésemos contemplado el hacer la segunda, por lo tanto, no puedo estar más feliz, la verdad.

Y en mi caso, triplemente feliz porque llevo dos años trabajando fuera de España, y he venido a España concretamente a este proyecto. El haber tenido la suerte de que el proyecto haya ido tan bien, me hace mucha ilusión, y también significa que volveré a España para hacer la segunda temporada. Y estar con mi familia, con mis amigos, en mi casa, que también lo echo de menos.

¿Qué esperáis de vuestros personajes de cara a la segunda temporada?

Yo deseo que los guionistas no juzguen lo peor que se les pase por la cabeza. Porque en esa segunda temporada, como te decía antes, tiene que ser la venganza más cruel que se haya visto en la televisión de España. Y ya que nuestro público está acostumbrado a soprenderse porque cada miembro de la familia es peor, y cada cual trata peor a nuestra protagonista, pues ojalá nosotros seguimos por esa línea en la segunda temporada, y María no tenga escrúpulos en exprimirnos ya sea físicamente, moralmente, económicamente, socialmente a cada uno de nosotros.

Además yo creo que el público lo está esperando con muchas ganas, porque en esta primera temporada ha habido venganza entre nuestros personajes, pero sobretodo lo que se ha contado ha sido la traición entre todos nosotros y con ella. Entonces muy importante construir una traición muy muy muy grande para que ahora la venganza sea aún peor.