‘Mi madre cocina mejor que la tuya’ arranca este jueves su ‘Mundialito entre Fogones’


El Mundial de Fútbol de Brasil ya está aquí y para celebrarlo en “Mi madre cocina mejor que la tuya” los concursantes están dispuestos a darle mucha samba a sus platos. Es la hora de los supercampeones… en la cocina. A partir de mañana jueves, 5 de junio, a las 18:45 h, y durante toda una semana, las ocho mejores parejas que han participado en “Mi madre cocina mejor que la tuya” se medirán en un torneo culinario, con semifinales y final incluida, donde los vencedores se alzarán con un premio excepcional: 10.000 euros.

El mundialito de supercampeones de “Mi madre cocina mejor que la tuya” estará presentado por el chef del programa, Sergio Fernández. La gran final del concurso coincidirá con el estreno de la Selección Española de Futbol en el Mundial, contra Países Bajos, el 13 de junio.

Ganar en “Mi madre cocina mejor que la tuya” es una cuestión de entendimiento y trabajo en equipo madre-hijo. Desde el estreno del concurso han pasado parejas formadas por madres e hijos de diferentes edades y solo un padre, Guillermo Cisneros, quien ostenta el récord de permanencia con 14 programas en el mandil. Todas las parejas han recibido elogios de la juez, María Jiménez Latorre. Pero en este mundialito la exigencia será máxima. Ya no son aficionados, ahora deben mostrar y demostrar lo mejor para llevarse a casa 10.000 euros.

Siete parejas clasificadas a falta de unos últimos invitados

Desde los primeros ganadores, Dori y Juan, hasta los más recientes triunfadores, África y Pablo, todos los participantes de este particular torneo han demostrado tener una mano casi profesional en la cocina. Ellos son los elegidos para disputar el mundialito de “Mi Madre Cocina Mejor que la Tuya”.

Dori y Juan, de Cuenca. Se llevaron a casa 4.000 euros. Especialistas en cocina manchega y en hablar los dos a la vez sin entenderse, triunfaron con su receta de gachas serranas.

Esperanza y Rafa, de Aguadulce (Almería). Esta pareja alcanzó los ocho programas consecutivos participando. Consiguieron 7.000 euros y dejaron para la posteridad del programa una frase estrella de la madre gritando a su hijo sobre como coger las hortalizas: “Trátalas como si fueran las niñas”.

 

Montse y Xevi, de Girona. Recetas fiesteras del libro de cocina del abuelo. 3.000 en el mandil y un hijo que hacía lo contrario a lo que le dictaba su madre.

María Jesús y Manuel, de Córdoba. Esta pareja tan bien avenida consiguió llevarse a casa 3.000 euros. Uno de sus platos más laureados fue el arroz caldoso con bacalao.

Paquita y Felipe de Madrigal, de las Altas Torres (Ávila). 2.000 euros se llevaron a casa esta pareja. De su paso por el programa, queda toda una lección sobre cómo machacar un ajo con el mortero.

 

Guille y Cris, de Puerto Real (Cádiz). Lo suyo fue llegar para quedarse. El primer padre en participar en el concurso permaneció 14 programas y acumuló junto a su hija 13.000 euros, entre otras cosas por su buena mano cocinando pescado.

África y Pablo, de Sotillo de la Adrada (Ávila). Siete programas fueron suficientes para dejar constancia de su talento a los fogones y de paso para llevarse 6.000 euros Tanto que hasta se atrevieron con una receta creada por la propia madre, los tapadillos de lomo con queso de cabra.

Lola y Kelly, de Zaragoza, que hoy continúan concursando en el programa, podrían convertirse esta misma tarde en la octava pareja en entrar en la competición. Su destreza a los fogones les puede conseguir el último pase o por el contrario, verse obligadas a ceder su sitio a otros concursantes. La respuesta se conocerá este jueves, 5 de junio cuando arranque el mundialito de “Mi madre cocina mejor que la tuya”.