‘MasterChef’ se pone romántico con una velada para enamorados


‘MasterChef’ se pone romántico con una velada para once parejas de enamorados que disfrutarán de los platos de los aspirantes y los cócteles de Diego Cabrera, uno de los mejores del mundo en su especialidad. Además, los concursantes también tendrán que preparar el catering de una exposición de moda, siguiendo las recetas de Paco Roncero, Ramón Freixa, Pepe Solla y Marcos Morán. Por último, Juan Mari Arzak les demostrará la importancia de reutilizar los alimentos.

Los aspirantes cocinarán con más pasión que nunca, porque recibirán una carta de amor de sus parejas o familiares. Entre las palabras de cariño, encontrarán el nombre de un plato muy especial que hará las delicias de once parejas de enamorados invitadas a cenar al restaurante de ‘MasterChef’. Además, Diego Cabrera, uno de los mejores bármanes del mundo, animará la velada preparando cócteles para los comensales.

En la prueba exterior, los aspirantes rendirán homenaje al mundo de la moda en Platea. Tendrán que preparar el catering para la inauguración de una exposición que contará con piezas de algunos de los diseñadores más importantes del país, como Roberto Torretta, Hannibal Laguna o Ion Fiz, entre otros. Cada aspirante, de manera individual, elaborará una de las once suculentas creaciones de cuatro prestigiosos chefs: Paco Roncero, Ramón Freixa, Pepe Solla y Marcos Morán. Solo los aspirantes con sobresaliente se salvarán de la prueba de eliminación.

El padre de la alta cocina española, Juan Mari Arzak (tres estrellas Michelin), enseñará a los aspirantes con delantales negros la importancia de reutilizar los alimentos. Pieles de patatas, vainas de guisantes, cuellos de pollo o la cabeza de la dorada serán los ingredientes estrella de los platos de este reto. El jurado exigirá imaginación, técnica, creatividad y cultura gastronómica para seguir una semana más luchando en ‘MasterChef’.