María, la aspirante más creativa y cariñosa se convierte en la nueva ‘MasterChef Junior’


Tiene solo 11 años, pero ya ha trabajado como si fuera una chef profesional. Ha cocinado para más de 200 comensales, entre ellos Emilio Butragueño, Rossy de Palma, Sweet California o Efecto Pasillo; ha seguido las indicaciones de Pedro Subijana y ha reproducido dos platos de un menú degustación del tres estrellas Michelin Dabiz Muñoz. María, la aspirante madrileña, ha sido nombrada nueva ‘MasterChef Junior’ por su magnífico trabajo y evolución en las cocinas del talent culinario, que ha emitido este martes su final.

En el gran duelo final, María y Lukas dejaron volar su imaginación y creatividad para conseguir el ansiado título de MasterChef Junior, como lo hicieron Mario y Manuel en las pasadas ediciones. La aspirante más cariñosa de la edición no solo compitió contra su compañero y amigo Lukas, también tuvo que hacer frente al dolor de estómago que sufría. “Ha sido una prueba bastante dura, porque he tenido que sacar fuerzas de donde no las tenía para que salieran los platos impecables”, comentó la ganadora tras finalizar el cocinado.

María y Lukas han demostrado el gran potencial y talento que tienen. Durante estas semanas, “han trabajado muy duro y se han convertido en todo un referente para muchos niños de toda España, que han aprendido a cocinar más y a comer mejor”, como señaló Pepe Rodríguez Rey en la final. Por eso, para animarles en el último sprint, cocinaron bajo la atenta mirada de sus compañeros y sus familiares, que siguieron la prueba desde un lugar privilegiado. El jurado ya intuía que no sería un trabajo fácil nombrar al tercer ganador de MasterChef Junior, por eso invitó a los chefs Quique Dacosta (tres estrellas Michelin) y Dani García (dos estrellas Michelin) para catar y valorar los menús elaborados por los finalistas.

Para abrir el apetito, María sirvió un milhojas deconstruido de verduras y carabinero que dejó asombrados a los chefs invitados. “Me parece absolutamente mágico que una persona de tu edad sea capaz de hacer un plato así”, afirmó el chef Dani García tras probar el entrante de María. Como plato fuerte, presentó un atún en tres cocciones. La primera, atún en crudo, se trataba de un trampantojo de atún elaborado con sandía; la segunda, atún envasado al vacío; y la tercera era macerado, envuelto en alga nori y luego con tempura. “Me parece de una valentía tremenda enfrentarte en una final de ‘MasterChef Junior’ con un producto tan singular y tan difícil de cocinar como es el atún. Sinceramente, si no hubieras dicho que había un trampantojo, yo me hubiera tirado a él pensando que era el centro del atún rojo”, confesó el chef Quique Dacosta.

La nota dulce de la noche la dio con un falso huevo frito de coco de Jordi Roca, un postre compuesto por una clara de huevo de leche de coco y nata con una esterificación de yema. “Yo creo que Jordi Roca estaría muy orgulloso de tu plato, porque estéticamente está muy bien ejecutado”, destacó Jordi Cruz.

María no solo se ha alzado con el trofeo de MasterChef Junior, también ha conseguido 12.000 euros para su formación y un exclusivo curso de cocina, a cargo de la prestigiosa Facultad de Ciencias Gastronómicas Basque Culinary Center. Premios que ha dedicado a los suyos. “¡Por fin eres mío! Voy a hacer como las actrices cuando les dan un Óscar. Se lo dedico a mi madre, a mi padre, a mi hermano, a toda mi familia, a toda la gente que me quiere y a mi tío Jorge”.

María, una chef creativa y artista

María es “expresiva, simpática y está siempre de buen humor”. Así es como Eva González define a la nueva ganadora de ‘MasterChef Junior’. A lo largo de las seis semanas, María se ha caracterizado por su positivismo, además de ser un gran ejemplo de compañerismo.

En ‘MasterChef Junior’, ha perfeccionado sus técnicas culinarias y ha evolucionado gracias a los consejos y valoraciones de Pepe Rodríguez Rey, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz. En multitud de ocasiones ha brillado con sus platos, como la hamburguesa isla que la convirtió en capitana en el primer programa, su espectacular burrito sabanero, la pata Barberie con castañas y nube de patata que le dio el pase al último programa o el menú degustación de Dabiz Muñoz que la ha convertido en finalista. No todo ha sido trabajo, también ha disfrutado bañándose en el lago de 2.000 litros de chocolate, se ha deslizado por los toboganes del parque acuático Siam Park y se ha reencontrado con una de sus mejores amigas.

En la cocina, sus padres fueron sus maestros. Le encantan los retos y superarse a sí misma, razones por las que llegó a ‘MasterChef Junior’. Se define como “muy artista”. Le encanta dibujar, ir al cine, salir con las amigas, ver la tele y leer. De mayor le gustaría ser cocinera o actriz.

La embajada de EE.UU., pase a la final

María, Lukas, Covadonga y Martina llegaron con mucha ilusión y con ganas de demostrar todo su potencial en la gran final de ‘MasterChef Junior’. Lukas se convirtió en el primer finalista de la noche gracias a su Roscón de Reyes perfecto y su batido ‘cascoporrino’, por la gran cantidad de frutas que llevaba. Sus compañeras tuvieron que reproducir un complejo menú degustación del chef Dabiz Muñoz (tres estrellas Michelin), que se sirvió en la residencia del Embajador de Estados Unidos en España y Andorra, James Costos, y su pareja el decorador de la Casa Blanca, Michael Smith. Una comida de gala a la que asistieron famosos de la talla de Emilio Butragueño, Rossy de Palma o Carolina Herrera. A pesar de los esfuerzos, Martina y Covadonga se quedaron a las puertas de la gran final.