Manuel Ríos San Martín: “El guion y la biblia es el origen, se ha de invertir en esto” (Exclusiva)


Manuel Ríos San Martín (@fantasma en Twitter) es Productor Ejecutivo, Director y Guionista de series de televisión y cine. Ha trabajado en Globomedia y ha sido Director de Ficción en BocaBoca. Más información sobre todos sus trabajos en su página web: manuelriossanmartin.com.

¿Qué sería de Médico de Familia, Compañeros, Colegio Mayor, hoy en día?

Creo que la que mejor aguantaría hoy en día sería ‘Compañeros’. Lo que más ha cambiado es la estética. Actualmente está mucho más cuidada. Las cámaras son muchísimo mejores. Pero creo que hay temporadas de Compañeros que siguen siendo actuales. Con una pequeña adaptación funcionaría. La amistad y las segundas oportunidades no pasan de moda. ‘Física o Química’, siendo muy diferente, demostró que el interés por las historias que se pueden contar en un colegio es permanente. ‘Colegio Mayor’ se sigue emitiendo de vez en cuando en alguna autonómica. Increíble, tras 20 años.

¿Los guionistas conocen mejor ‘al cobrador de frac’ que nadie en el mundo televisivo?

La verdad es que yo ahora no me puedo quejar. Los inicios en los 90 fueron otra cosa. A veces perseguíamos a los productores en moto para cobrar. Un día nos daban 20.000 pesetas, otro 15.000, y así. Pero también en el cine, no solo en la tele. En estos tiempos existen problemas similares. Conozco guionistas con muchas dificultades para cobrar. Algunas productoras ni se plantean que haya que pagar por desarrollar proyectos, y eso es grave. Otras sí pagan. Los planteamientos empresariales deben incluir dinero para el desarrollo. No tiene sentido de otra manera. El guion y la biblia es el origen. Si no se invierte en eso, ¿en qué se va a invertir, en oficinas, ordenadores?

En 20 años de carrera como guionista, ¿qué es lo que le motiva a seguir, aún a sabiendas de que muchas veces los trabajos se quedarán en un cajón?

Al principio me acostumbré mal, porque en los 90 en Globomedia vendíamos todo lo que se nos ocurría. Pero no he perdido la ilusión en cada proyecto que empiezo. Yo mismo me sorprendo. A veces estás a punto de vender algo que te encanta y no lo consigues. El lunes siguiente hay que ponerse con otra idea como si fuese tu primer día y el ánimo debe ser el mismo. Tengo suerte de tener un gran equipo de guionistas a mi lado. Eso ayuda a generar ilusión. Pero es difícil ver buenas series escondidas en un cajón. (Y una pena para el espectador, que nunca las verá).

Hace unas semanas hicimos esta misma pregunta a un compañero suyo. Hoy se la traslado a usted: ¿Existe una creciente generación de jóvenes guionistas, como Natxo López, Ramón Campos, Mariano Baselga… se nota esta juventud en las series que vemos actualmente?

Yo creo que sí existen diferencias generacionales. No es ni bueno ni malo. Hay maneras diferentes de plantearse las historias y la continuidad de las series. Pero también yo tenía treinta y pocos años cuando hacíamos ‘Compañeros’. A veces la juventud es una ventaja. El espectador es ajeno a estas cosas, les gusta lo que ven o no.

¿Los jóvenes guionistas escriben para un mismo tipo de espectador?

No, yo creo que no se nota demasiado en ese aspecto. Los diálogos están cuidados.

¿Cómo animaría a las nuevas generaciones a que sean guionistas, qué tienen que tener en cuenta de este oficio, tan poco reconocido?

Esto es como el amor, no hay que esperar a ser correspondido. Para mi contar historias es vocacional, al margen del reconocimiento o no. Eso no quiere decir que no haya que luchar para que figuren los nombres de los creadores de las series, ni mucho menos. Esta reivindicación viene de lejos. Javier Olivares siempre está en esta lucha y otros guionistas también, como Nacho Faerna. Creo que es importante. Y justo. Ramón Campos ha sido el más listo y ha creado una productora de éxito y eso ha simplificado su reconocimiento como autor. Ha marcado un camino interesante, aunque no todos los creadores pueden tener además un perfil empresarial. En las series debe poner creado por… eso no debería ni discutirse.

¿Algún género que te gustaría hacer, pero se te resiste?

A estas alturas he hecho prácticamente de todo. Mucha comedia (‘Médico de familia’, ‘Mis adorables vecinos’, un corto, ‘No doy crédito’…), policiaco (‘Soy el Solitario’), histórico (‘2 de mayo’), Dramedia (‘Compañeros’), Biopic (‘Maradona’, ‘Raphael’), dramas (‘Rescatando a Sara’, ‘Historias Robadas’), juveniles (‘Más que amigos’), populares (‘Menudo es mi padre’). Faltar, faltar, me falta una serie diaria, pero no es lo que más ilusión me hace. Lo que más me gustaría es un “drama adulto”, para un público de 30 a 50 años. Si los jóvenes cada vez ven menos la tele, me da esperanza en que se pueda escribir para esta franja de edad, que por otra parte, es el público más interesante para la publicidad.

Director de ficción de BocaBoca producciones, ¿al final para poder dar a conocer un producto propio uno se debe de hacer director?

He sido director de ficción de BocaBoca hasta este verano. Ahora estoy emprendiendo una nueva etapa con otros proyectos también muy interesantes, y abierto a colaborar con otras productoras. Pero es verdad que al principio, cuando me ofrecieron por primera vez ser director de ficción de una productora dije que no; y una segunda también. Al final, mi conclusión fue que para controlar el proyecto en ocasiones hay que aceptar estos cargos y ser el responsable máximo de lo que se hace. La experiencia ha sido muy positiva, gestionar un equipo creativo y a la vez manejar presupuestos elevados, rodajes complejos… Lo volvería a repetir.

Hace un año presento el libro “El guion para series de televisión”, ahora sabemos que está a punto de comenzar un curso sobre “Creación de series de TV”, ¿nos puede contar algo más sobre el curso?, a quien va dirigido, etc…

Hay muchos que dicen que para ser guionista hay que escribir. Es evidente. Pero yo pienso que es muy necesaria una base teórica fuerte, que creo que falta en muchos casos. Nosotros recibimos 100 proyectos al año y muchos son poco profesionales, están incompletos, no son más que una idea. Tanto el libro como el curso intentan acompañar a la gente que quiere crear una serie y le falta un poco de experiencia. Hay que asistir al curso teniendo un proyecto. Practicaremos un poco de pitching. Les explicaré qué esperamos en una productora cuando nos presentan algo. El curso será de un fin de semana, intensivo, organizado por Galileo cine y Tv. Os dejo un link para que lo consultéis. De todas maneras, pienso que a todos nos viene bien leer algún libro sobre guion, o creación de personajes, etc. manuelriossanmartin.com

Hace poco has creado un blog, ¿qué podremos encontrar en él? ¿A quién va dirigido?

Sí. Está en mi web manuelriossanmartin.com. La primera entrega ha tenido mucho éxito, casi 900 entradas en 2 días. Uff, eso me anima pero tendré que mantener el nivel. En los artículos voy a ir contando anécdotas de mis 20 años de profesión. El primero trataba de la dificultad para cobrar en los comienzos. Hablaré también de la primera vez que Paz Vega se puso delante de una cámara, o del tiro que le pegamos al Fary porque no quería renovar, de la experiencia de rodar con grandes actores, como Carmen Machi o Miguel Rellán. Va dirigido a todo aquel que le guste la profesión con un toquecito de cotilleo amable. Creo que lo disfrutará la gente que ha vivido esa época, pero también los jóvenes, que les servirá para ver que las cosas siempre han sido complicadas (y divertidas).

¿Hay proyectos a la vista, para televisión, cine o teatro? ¿Qué nos puedes contar sobre ellos?

En esta nueva etapa hay muchos proyectos sobre la mesa, que se irán concretando. Prefiero no contar los de tv, es mejor esperar un poco. Se está recuperando poco a poco el sector y estoy ilusionado. Como primicia sí puedo decir que estoy terminando una novela, ‘Círculos’, que creo que puede sorprender por ser muy diferente a todo lo que se está escribiendo en literatura en este país. Es un policiaco ambientado en el mundo de la televisión en un futuro cercano. Género distópico, que ahora parece que está muy de moda en Europa; un cierto tono a lo Black Mirror. De hecho, me he propuesto terminarla, porque creo que hay una tendencia en la ficción europea que se está acercando a esta idea en la que llevo trabajando mucho tiempo. Y no quiero que nadie se me adelante. Ya os contaré.

Gracias y hasta otra.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!