Los “Buscadores de Fantasmas” se encierran en una cárcel de Colorado para investigar el espíritu de un antiguo preso


En 1890 la población Cripple Creek, un pueblo de Colorado era de 15 personas, pero una vez que se descubrió el oro los habitantes sumaron 50.000. Sin embargo, con el tiempo las minas se agotaron y la población decreció hasta llegar a unos cuantos cientos de personas. En la actualidad, el pueblo ha experimentado un resurgimiento debido a la próspera industria del juego.

El este sábado a las 22:00h, el equipo de “Buscadores de Fantasmas” viajará hasta la ciudad minera para investigar dos lugares plagados de intensa actividad paranormal: el Gran Casino y la cárcel del pueblo.

Al parecer hubo un preso que se infectó de Hepatitis y cada vez que un carcelero se acercaba a darle la comida intentaba escupirle para infectarle.

En su celda, muchas personas han tenido una extraña sensación de que cada vez que se acercan a la habitación una fuerza les empuja hacia la pared. Zak, Nick y Aaron estudiarán toda la actividad paranormal que pueda existir en el edificio.

En lado opuesto de este histórico pueblo hay un agradable Casino que encierra un oscuro secreto. Es el hogar de una de las apariciones más frecuentemente vistas en la nación, Maggie. La dueña del casino vive en el edificio y asegura que el espíritu habita con ella.