Los aspirantes de ‘MasterChef’ se enfrentan a una semifinal en la que tendrán que reproducir un postre de Jordi Roca


Tras once semanas de aprendizaje y competición, cinco aspirantes llegan a la semifinal de ‘MasterChef’ dispuestos a pasar a la prueba final del talent de cocina más popular de la televisión. Para ser uno de los finalistas, los aspirantes tendrán que seguir los consejos de la chef María José San Román y elaborar cuatro platos diferentes con arroz. Además, viajarán al Valle del Nalón (Asturias), donde se conocerá a los dos primeros finalistas. El resto de concursantes se la jugarán en una prueba de eliminación con Jordi Roca.

En la primera prueba, el jurado les tendrá preparado un regalo envenenado. Cocinarán con un ingrediente que gusta mucho entre los aspirantes: el arroz, pero el reto no será fácil. Exigirán cuatro platos distintos de arroz en 60 minutos. La chef María José San Román, del restaurante Monastrell (una estrella Michelin), les dará las pautas y los consejos necesarios para conseguir el punto perfecto.

Para encarar la final con fuerzas, los aspirantes viajarán al Valle del Nalón (a ocho kilómetros de Oviedo), donde disfrutarán de las termas del Balneario Real y cocinarán como un único equipo. El jurado valorará tanto el trabajo individual de cada concursante, como el trabajo en equipo, elaborando un menú cuyo ingrediente estrella será el queso. Solo dos de ellos ganarán el pase a la final de la cuarta edición de ‘MasterChef’.

Los tres aspirantes que vayan a la prueba de eliminación tendrán que superar un reto que les pondrá los pelos de punta. Tendrán que reproducir un postre que consta de nueve elaboraciones, obra de Jordi Roca. Uno de los tres aspirantes se quedará a las puertas de la gran final del talent culinario más duro del mundo.

Guardar