Las protagonistas de ‘Quiero ser monja’ comienzan una nueva etapa en un convento de clausura


La experiencia con las hermanas de Santa María de Leuca ha sido muy satisfactoria para las protagonistas de ‘Quiero ser monja’: han sido felices compartiendo sus días con los niños de la casa-cuna y disfrutando de la manera en la que viven su fe las hermanas de esta congregación. Pero llega la hora de marchar e iniciar una nueva experiencia: la de vivir en un convento de clausura, un mundo totalmente desconocido que compartirán con los espectadores de Cuatro el próximo domingo 1 de mayo (22:30h).

Vida contemplativa y visitas familiares

Paloma, Juleysi, Fernanda, Janet y Jaqui hacen de nuevo las maletas para convivir por unos días en el convento de clausura de las Hermanas Justinianas en Alicante, congregación con más de 500 años de historia que se dedica fundamentalmente a la vida contemplativa y cuya disciplina monástica distribuye gran parte del tiempo de las hermanas en la oración, la meditación, el silencio o la alabanza a Dios. El primer contacto no será sencillo: todo es muy diferente a lo que han vivido hasta ahora. Las normas de silencio son más rigurosas, tendrán que dormir en habitaciones separadas, lavar la ropa a mano… Junto a las hermanas, además de trabajar en el huerto y adaptarse a la austeridad y disciplina del convento, las chicas mostrarán sus dudas más profundas y todas aquellas preguntas que les asaltan en cada momento de la experiencia. A las hermanas Capdevila no les resultará fácil acatar las normas del convento, mientras que Juleysi cada vez se siente más cómoda y le cuesta menos aceptar exigencias que al principio le quitaban el sueño.

La vida en el convento estará llena de singularidades, algunas de las cuales resultarán de gran utilidad a las chicas. Y entre ellas, un regalo inesperado: recibirán por sorpresa la visita de algunos de sus familiares. ‘Quiero ser monja’ será testigo de momentos cargados de emoción, de reflexiones y explicaciones que serán de suma importancia para tomar la decisión final.

    

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!