‘Las Brujas de Zugarramurdi’ desatan el terror con cámara oculta


En una acción para la nueva película de Álex de la Iglesia, ‘Las Brujas de Zugarramurdi’, varios influencers de la red se convierten en víctimas de divertidos virales. Universal Pictures International Spain, con la colaboración de We Love Cinema, creadores del movimiento #littlesecretfilm, ha lanzado una campaña viral para la promoción de la última película de Álex de la Iglesia, ‘Las Brujas de Zugarramurdi’, protagonizada por un impresionante elenco de actores encabezado por Hugo Silva, Mario Casas y Carmen Maura.

Y, ante tal desafío, ¿cómo se optó para trasladar a la Red los dos ingredientes indispensables ya no solo del estreno, sino de toda la obra del director como son el humor y el terror?

La estrategia desarrollada fue planteada con una fase teaser alrededor de una cámara oculta colocada en el pasillo de un céntrico hotel de Madrid. En este escenario, un grupo de brujas se encargaban de asustar a unas seleccionadas víctimas, entre quienes están la modelo Cristina Tosio, la periodista musical Wilma Lorenzo, el cantante Roy Mercurio o las influencers Silvia Lorente y Ana Medina, entre otros muchos. De esta manera, el vídeo de la acción recogía divertidas reacciones de los ‘asustados’, quienes iban dispuestos a asistir a un evento ficticio inventado para la ocasión.

A partir de ahí se empezó a distribuir la pieza –alrededor del gamberro hashtag #vayasustaco- en una serie de soportes especializados en temáticas relacionadas con el mundo del cine, la moda y el humor, entre otros, difundiéndose además a través de los propios perfiles sociales de las víctimas, de foros y de influencers que han tomado parte activa en la campaña. El resultado de la acción ha generado en apenas unos días más de cincuenta mil visualizaciones en las redes sociales y una explosión de comentarios en foros y blogs de actualidad.

Una vez desvelada la campaña, los sustos siguieron siendo los protagonistas en otros emplazamientos (marquesinas de autobuses y en cines), donde una bruja salía del cartel de la película desatando el terror entre los transeúntes. A partir de este momento, los puntos de difusión seleccionados han pasado a ser los medios generalistas, junto a los perfiles sociales propios de la cinta y de Universal Pictures, bajo divertidos mensajes como “¿Planificando una escapada para empezar el otoño renovado? Cuidado con el hotel que eliges, porque esto está pasando…”.