‘Víctor Ros’, inmerso en un asunto de Estado, investigará el secuestro de la hija de Blázquez


El lunes 9 de febrero a las 22.30 horas en La 1 se emite el quinto capítulo de ‘Víctor Ros’: ‘Ladrones de niños’. Todas las alarmas se disparan en la Brigada: la hija de Blázquez ha sido secuestrada. Todo apunta a la venganza de alguno de los criminales que en su día detuvo Blázquez, que no es famoso por su buen trato a los detenidos. Víctor intentará ayudar a su amigo, pero habrá asuntos de Estado que le impedirán volcarse en el caso como desearía.

Buendía envía a todos los hombres a buscar a la niña, pero asuntos de Estado van a distraer a Víctor. Un diputado en Cortes, Marcial Escobar, hombre cercano al presidente Cánovas, exige la salida de la cárcel de El Pelirrojo, uno de los asesinos del coronel Ansuátegui. El Gobierno ha llegado a un acuerdo con El Sello de Brandenburgo, sociedad intergubernamental que quiere convertirse en policía europea y estudiar a los criminales psicológica y antropológicamente.

Blázquez pierde los estribos al detener a un sospechoso de secuestrar a su hija. Ros impide que lo maltrate y entra en conflicto con su viejo amigo, atormentado con la pérdida de la niña. Todo se va complicando. Por una parte, no se encuentra pista alguna que ayude a saber quién ha secuestrado a la hija de Blázquez. Por otro, aparece asesinado en plena calle el diputado Marcial Escobar. Y todo indica que el asesino es Luis, amigo de la infancia de Víctor.

 

Para colmo de males, El Pelirrojo logra escapar de la custodia del Sello de Brandenburgo y se convierte en un nuevo frente contra el que luchar. Y más cuando Víctor averigua con la ayuda de Fernando que detrás de todo este asunto hay un complot internacional para acabar con la vida del presidente Cánovas y conseguir con ello que España retire sus ejércitos de Cuba.

‘La España de Víctor Ros’

Los ladrones de niños existieron durante todo el siglo XIX, y hasta principios del XX. Mataban a los niños por creencias mágicas o religiosas. ‘La España de Víctor Ros’ abordará otros asuntos relacionados con el capítulo de la serie, como el anarquismo, movimiento que nació tras la Revolución Francesa. En España, el terrorismo anarquista asesinó a presidentes como Cánovas del Castillo, y lo intentó con el rey Alfonso XIII.

 

La pregunta “¿por qué se mata?” surge en el siglo XIX, en el seno de los investigadores. Dentro de esos temibles asesinos, uno destaca por encima de todos: Jack el Destripador, un hombre cuya identidad sigue siendo un misterio.

En Cuba y Filipinas se mantenía un conflicto desde hacía décadas, pero el final del Imperio comenzó cuando el acorazado Maine estalló en la bahía de la Habana. Estados Unidos acusó a los españoles y esto desencadenó una guerra en la que España perdió sus últimas colonias de ultramar.