La ‘Guerra de restaurantes’ llega a ‘Top Chef’ con más tensión entre los concursantes que nunca


El próximo lunes, en prime time, Antena 3 emitirá el quinto programa de Top Chef, el talent culinario que produce Boomerang TV para la cadena y en el que profesionales de la cocina, que ya trabajan en el sector de la gastronomía, se enfrentan a distintas pruebas para convertirse en el Top Chef de nuestro país. Los concursantes deben convencer y demostrar sus habilidades culinarias ante un jurado compuesto por tres expertos chefs de gran prestigio: Alberto Chicote, Susi Díaz y Yayo Daporta.

 

Marc Joli, Marta Roselló, Rebeca Hernández, Víctor Rodrigo, Carlos Medina, Javier García Peña, Fran Vicente, David García, Inés Abril y Honorato Espinar son los diez chefs que todavía compiten para alzarse con el título de Top Chef. En la cuarta edición, Teresa Gutiérrez tuvo que abandonar el programa y recoger sus cuchillos.

En el quinto programa

En el quinto programa de Top Chef llega la conocida Guerra de Restaurantes, en la que los concursantes cocinarán en dos famosos restaurantes de Madrid, uno de cocina vanguardista y otro, más tradicional. Tendrán que realizar la compra, diseñar el menú y ofrecer el servicio. Entre los comensales invitados estarán los jefes de cocina y de sala de ambos restaurantes y Alejandra Ansón (Directora General de Elite Gournet).

 

En esta prueba, la tensión y los nervios por hacerlo bien jugarán una mala pasada a los concursantes, que se enzarzarán en una auténtica batalla entre fogones. El veterano Honorato y la autodidacta Rebeca provienen de mundos completamente opuestos y, en el programa de esta semana, esas diferencias les llevarán a enfrentarse frontalmente; reproches, acusaciones y enfados, que harán que esta relación sea prácticamente irrecuperable.

Marc y Carlos continuarán con su rivalidad y utilizarán todas sus armas para conseguir que su enemigo abandone la competición; por otro lado, el siempre tranquilo David vivirá angustiosos momentos cuando su miedo a quedar en ridículo se haga realidad.

El equipo que pierda esta guerra irá a la última oportunidad y se jugará su permanencia en Top Chef con un reto muy original, en el que participará el reconocido chef catalán Paco Pérez.