La frustración del seriéfilo: No poder ver todas las series que queremos


Los seriéfilos tenemos un problema, y es que entre más series vemos, más nos unimos a ellas en diferentes sentidos, en su mayoría queremos ver mas y amamos esa sensación de finalizar un capitulo e ir a por otro.

Sheldon y Amy - The Big Bang Theory

Poder disfrutar una buena series es uno de los mayores placeres de la vida. En mi caso semanalmente veo tanto comedias como dramas, trato de ir a la par desde nuevos estrenos hasta algunas series del pasado que apetece ver. El mayor problema de los seriéfilos hoy no es que te cancelen una serie (duele, lo sé), tampoco que se retrase la fecha de estreno (es duro) si no algo peor, y es saber que ni con todo el tiempo del mundo podrás ver todas las series que deseas. Según estudios de FX solo en Estados Unidos se realizaron mas de 300 series en 2014 (de esas 180 en cable) y esta cifra aumenta año a año.

Parece utópico pensar que en los 90 esa cifra no llegaba ni a 25. Sí, increíble, ¿no? Cada vez tenemos más variedad, más productoras y si a eso le sumas el arribo de nuevas formas de ver series como sitios como Netflix o Amazon, la angustia se eleva. Todo empeora si tienes en cuenta que de las 24 horas del día debes distribuir tu tiempo y el periodo del día selecto que escoges para ver series, es casi sagrado y cada vez parece mas corto. Más de 4.000 episodios se estrenaron solo en EE.UU y a esos se suman los episodios de otros países grandiosos para TV como Reino Unido.

¿Hay solución a este problema que nos afecta a los seriéfilos?

La solución para este dilema y problema no sería otra que la providencia alargase los días y los minutos viendo tu show corriesen a menor velocidad, y así poder ver mas en menos tiempo. Pero es imposible como sabemos. A este dilema no le sumemos la crisis existencial que nos embarga cuando una de esas fantásticas producciones que hemos seguido temporada tras temporada llega a su final. Sabemos que llegarán otras pero si esa que termina ha sido especial para ti, nunca la olvidarás.

Las miniseries siguen creciendo y con ello la oportunidad de ver más historias en menos capítulos, esto suele ser bueno si está bien realizada y ambientada, pero al terminar y saber que no hay más nos llegan esas ganas de querer saber más y más, sin estar seguros de si continuará por las terribles cancelaciones.

A todos nos ha pasado eso de ver que como renuevan shows que para nada nos interesan y precisamente ese que tanto nos gusta y hemos esperado, es cancelado, es una pena, lo sabemos todos los seriéfilos que con pasión defendemos nuestras series y twitteamos sin parar a las networks o canal que la emite por la renovación.

La vida es corta y a la hora de ver alguna serie es importante la selección

En definitiva, la vida es corta y a la hora de ver alguna serie es importante la selección, sabemos que no podremos ver todas pero si elegimos bien algunas de entre muchas otras la satisfacción nos llegará al ver que hemos elegido la correcta. Ver sneak peeks, trailers o episodios pilotos y leer tramas es una gran opción, así escoges qué ver y qué no sin estar perdiendo tu tiempo en algo que al final no valga la pena en tus gustos.

Luego de elegir la serie llega otro problema, y es tener que esperar si la trama te captura del todo, otro lío es encontrar links en la web si como la mayoría ya dejaste la clásica televisión a un lado, y te unes al club del streaming y la descarga (aunque aún veas selectas series y programación en TV). Mis mejores deseos y ojala encuentres series y miniseries de las que puedas sentirte feliz y dichoso por haberlas visto.

Un consejo: atrévete también a ver ofertas de las mas desconocidas, series de canales pequeños con grandes historias que seguro te encantarán, quizás hasta mas que las de las grandes networks. Pero eso sí, mantente al tanto de lo que las networks y el cable tengan para ti. ¡Suerte en la búsqueda!


Etiquetas:, ,