La comedia ‘Olmos y Robles’ tendrá segunda temporada en TVE


Tras su estreno el pasado mes de septiembre y la buena aceptación del público, Televisión Española ha encargado nuevos capítulos de ‘Olmos y Robles’, la comedia protagonizada por Rubén Cortada y Pepe Viyuela, según informa El Confidencial Digital. La productora 100 Balas se encuentra esperando la confirmación del Comité de Dirección y el Consejo de Administración de Radio Televisión Española. Olmos es un campechano y peculiar cabo de la Guardia Civil que trabaja en el cuartel de su localidad natal. Robles, un teniente del grupo de acción rápida (GAR) que se ve obligado a quedarse en Ezcaray.

Ambos forman ‘Olmos y Robles’, una extraña pareja condenada a entenderse y a trabajar juntos para resolver curiosos casos locales y un gran caso internacional que, por azares de la vida, les ha unido en ese pueblo riojano. Pepe Viyuela y Rubén Cortada protagonizan esta nueva serie de TVE, realizada en colaboración con la productora 100 Balas, creada por Carlos Martín y Jorge Lara y basada en una idea original de Flipy, Rafa Parbus y David Troncoso.

Comedia, emoción, suspense y acción policial para una serie que a lo largo de ocho capítulos propondrá a los espectadores todo tipo de casos: crímenes, robos, secuestros, chantajes… en los que nada es lo que parece y en los que el culpable solo se descubre al final.

¿Qué es ‘Olmos y Robles’?

Ezcaray es un pueblo tranquilo en el que nunca pasa nada. Sin embargo, todo cambia cuando Boris, uno de los vecinos, aparece decapitado en su casa. Este extraño suceso lleva a la mismísima Interpol al pueblo, y así es como Agustín Robles (Rubén Cortada), un laureado Teniente del Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil, conoce a Sebastián Olmos (Pepe Viyuela), el Cabo Primero más campechano y torpe de La Rioja. El caso adopta dimensiones insospechadas y acaba salpicando a Robles, que se ve obligado a quedarse en Ezcaray y a trabajar con Olmos, su antítesis. Solo podrán detener al asesino si aúnan fuerzas y talentos: la rigurosidad y experiencia del Teniente Robles con la intuición y el conocimiento del terreno del Cabo.