La cantante Pasión Vega y Bibiana Fernández visitan hoy “Hay una cosa que te quiero decir”


La cantante Pasión Vega y la actriz y colaboradora de televisión Bibiana Fernández se convertirán en dos de las protagonistas de las nuevas historias que ofrecerá mañana miércoles “Hay una cosa que te quiero decir”, espacio que Jorge Javier Vázquez conducirá en Telecinco a partir de las 22:00 horas.

La artista acudirá al plató del programa para ser cómplice en el mensaje de ánimo que Salvadora y Rosario transmitirán a una de sus hijas, fiel seguidora de la cantante, que padece una malformación congénita denominada espina bífida y a quien la música y las canciones de la artista han servido de refugio en los momentos más difíciles de su enfermedad.

Por su parte, Bibiana Fernández visitará “Hay una cosa que te quiero decir” para trasladarle un mensaje de agradecimiento y afecto a su mayor admirador, un hombre que ha seguido la trayectoria de la colaboradora de “El Programa de Ana Rosa” desde sus comienzos, recopilando todos los recortes de revistas, vídeos y fotografías que se han publicado de la artista desde hace casi 30 años.

Otras historias de la noche

A lo largo de la velada, los espectadores también serán testigos del deseo de Alfonso de reencontrarse con su hija Sandra, de 21 años, con la que no mantiene contacto desde que éste se separara de su madre cuando ella era una niña. Alfonso ha rehecho su vida con otra mujer, con quien tiene dos hijos, y quiere brindarle a Sandra la oportunidad de conocer a sus hermanastros.

Además, “Hay una cosa que te quiero decir” se hará eco también del propósito de Quico, de 30 años, de recuperar a su exnovia Cristina y confesarle que es la mujer de su vida. Tras conocerse a través de un chat de Internet, iniciaron una relación y se fueron a vivir a juntos. Sin embargo, su vida en común se terminó debido a problemas económicos a raíz de que él perdiese su empleo.

Por último, el programa abordará el caso de Margarita, una joven que quiere reunirse con su padre, con el que no mantiene contacto desde hace años después de que se separara de su madre cuando ella era un bebé. El sueño de Margarita, que se va a casar en los próximos meses, es que tanto su padre como su hermanastra puedan acudir a su boda.