Juanra Bonet visita Marinaleda (Sevilla) ‘En la caja’ de Cuatro


El segundo especial “En la caja”, que Cuatro emitirá este domingo 6 de julio, transportará a Juanra Bonet hasta Marinaleda, en Sevilla, la localidad comunista gobernada por Juan Manuel Sánchez Gordillo desde las primeras elecciones democráticas, en 1979. Allí conocerá las particularidades de esta utopía a través de los vecinos y también de sus detractores, principalmente concejales de la oposición que acusan a Gordillo de impedir el debate político.

Juanra Bonet acepta el desafío desde un punto de vista práctico: cree que el sistema capitalista no funciona y quiere comprobar las ventajas y desventajas de esta alternativo. En la visita, comprueba cómo se aplican en el pueblo las teorías de la democracia social, en la que las ventajas del estado de bienestar (acceso a la vivienda, la sanidad y la educación) se aplican a todos los ciudadanos por igual y sin distinciones. Para ello, visita la finca de “El Humoso”, que funciona como cooperativa de jornaleros después de que la Junta de Andalucía expropiara 1.200 de las 17.000 hectáreas al Duque del Infantado y cuyos responsables defienden el reparto de trabajo y los sueldos igualitarios.

El periodista también participa en los domingos rojos, en los que los ciudadanos prestan su tiempo a la comunidad, y comprueba los reducidos precios de guarderías y viviendas a través de un sistema de autoconstrucción contra la especulación inmobiliaria. Juanra Bonet asiste además a una asamblea que muestra el funcionamiento de la democracia directa y conoce a Diego Cañamero, portavoz nacional el sindicato SAT, que le explica el funcionamiento de los Grupos de Acciones, conocidos por el asalto a un supermercado en el verano de 2012.

Pero Juanra Bonet también se pone en contacto con los detractores de este particular ‘paraíso’ sevillano. La oposición socialista y el único exconcejal del PP coinciden en que Gordillo dificulta su tarea y les convierte en sus enemigos. Olivos quemados, carteles electorales tapados, insultos y amenazas para que no asistan a los plenos son algunas de las acusaciones que lanzan contra el alcalde y su equipo de gobierno.