José Coronado se incorpora a ‘La Corona Partida’, la película que une ‘Isabel’ y ‘Carlos Emperador’


Televisión Española rueda ‘La corona partida’, un largometraje coproducido por la cadena pública y Diagonal TV que narrará lo ocurrido tras la muerte de Isabel la Católica y los tiempos de incertidumbre que se vivieron por la lucha de poder entre Fernando el Católico y Felipe el Hermoso. Una gran producción dirigida por Jordi Frades, rodada en escenarios naturales y con más de 1.000 figurantes, que continúa la historia contada en ‘Isabel’, que se despidió en diciembre con un gran éxito de crítica y público tras tres temporadas, y es el punto de partida de ‘Carlos, Rey Emperador’, la nueva serie histórica de TVE. La película contará con la incorporación de José Coronado en el papel de Maximiliano de Austria.

José Coronado será Maximiliano de Austria

El ganador de un Goya se suma al reparto y por fin le ponemos cara a Maximiliano, Emperador de Austria. José Coronado está encantado con su papel: “Yo he sido fiel seguidor de la serie y me daban muchísima envidia mis compañeros. No lo dudé”.

Margarita de Austria será de nuevo interpretada por Úrsula Corberó, igual que Fernando Guillén Cuervo vuelve a ser Fuensalida y Jacobo Dicenta, el Señor de Belmonte.

Grabación en dron, 1.000 figurantes, 100 caballos…

En torno a 1.000 figurantes participarán en el rodaje de ‘La corona partida’. El castillo Guadamur (Toledo), la iglesia de Santa María (Torrelaguna), las catedrales de Burgos y Toledo by el palacio del Rincón (Madrid) serán algunos de los escenarios naturales donde rodará el equipo técnico de la película, formado por 100 personas.

Como datos curiosos del rodaje, en la producción de la película participan 100 caballos y en dos de las jornadas se usará, aparte de las cámaras habituales, la grabación en dron. La imagen se tomará usando una cámara profesional unida a un dron para conseguir toma aérea. Una de estas jornadas tendrá lugar en la catedral de Toledo, donde se usará esta técnica para rodar una secuencia aérea dentro del templo.

Los efectos especiales incluirán incrustaciones digitales, eliminación de elementos actuales que perjudiquen el rigor histórico y se falsearán nieve, lluvia y fuego en diferentes escenas de la película.

Mención aparte para el vestuario, especialmente en tres momentos claves que se narran en la película y que representan conocidos cuadros: la entrada a Valladolid de Juana y Felipe del retablo de la vida de San José en Bruselas; el encuentro entre Felipe y Fernando en Remensal del óleo anónimo que retrata este momento y el cortejo fúnebre de Felipe del cuadro ‘Juana la loca’ de Francisco Pradilla y Ortiz que está en el Museo del Prado.