Joaquín Oristrell: “En ‘Hablar’ cada actor es dueño de su personaje”


‘Hablar’, película dirigida por Joaquín Oristrell, fue la encargada de inaugurar la 18ª edición del Festival de Málaga y este viernes 12 de junio se estrena en cines. Rodada en un único plano secuencia de 80 minutos para poder reunir a más de 20 actores que, en plena crisis económica, ríen, lloran, hablan, roban, se enfadan, se abrazan y llevan al espectador a reflexionar sobre el poder de la palabra. Una película muy especial en la que “cada actor es dueño de su personaje”, cuenta Oristrell en exclusiva para Mi Zona TV.

¿Cómo surgió la idea de rodar ‘Hablar’ en un único plano secuencia?

Surgió a partir de un trabajo con la actriz Cristina Rota, que también es profesora en una escuela de interpretación. Hace 5 años, hicimos un seminario de improvisación con actores muy conocidos y pensamos si eso se podría convertir en una película. Como había actores muy populares que trabajaban la mayoría en series y películas, nunca encontramos la oportunidad de reunirlos a todos para trabajar en esa película y al final a mí se me ocurrió la idea loca de rodarla en un solo plano, es decir, como si fuera una obra de teatro. Así los pudimos unir a todos, de otra manera era muy difícil.

¿Por qué eligió Lavapiés como localización?

La película empieza en la plaza de Lavapiés y termina en el propio teatro donde está la escuela. La elegí porque Lavapiés es un poco el paradigma de la mezcla de razas, de gente e incluso de clases sociales. Es como muy paradigmático de lo que puede ser un barrio español. Hay que tener en cuenta que la película se estaba haciendo mientras los vecinos estaban tomando cañas alrededor, o sea, rodamos en medio de la gente. La calle está muy presente en la película y eso le da una vida especial.

Para rodar cualquier película, pero esta sobre todo, se necesita mucha compenetración en el equipo, ¿cómo fue el rodaje?

Lo divertido de la película, a parte de verla, es ver cómo se hizo. Detrás de la cámara eramos como 100 personas, entre actores, técnicos de sonidos, el cámara, operadores, encargados de la figuración… Hay 21 papeles protagonistas, 10 secundarios, 40 personas de figuración y el barrio. Un barrio donde no hay rutas alternativas para emergencias, que si pasa una ambulancia, tiene que pasar por ahí. Podía ocurrirnos cualquier cosa. Eso le daba una energía tan especial al rodaje, que los actores están en un sitio que no han estado nunca. Un sitio lleno de verdad, de tensión… Todos formábamos un equipo, era como si nos hubiéramos ido de campamento juntos.

Otra cosa muy interesante en la película es que cada actor es dueño de su personaje. Cada actor planea el personaje y cuenta lo que quiere contar. Es algo muy especial porque normalmente los actores interpretan cosas que otros han escrito. En este caso, los actores interpretan su papel.

‘Hablar’ es una forma de hacer cine que el público no está muy acostumbrado a ver…

Es un experimento. Yo creo que cuando estás viendo la película, llega un momento en el que te olvidas de que es un plano secuencia, el espectador se limita a seguir las historias. Yo creo que le conviene ese estilo porque se habla de muchas cosas, se habla del momento en el que estamos, de la corrupción, del paro, del trabajo basura… de muchas cosas. En definitiva, se habla de lo que una generación de actores siente como suyo que creo que será muy parecido a lo que siente una generación de espectadores.

¿Cree que se debe apostar por esas nuevas formas cinematográficas?

Estamos en un momento en el que estas nuevas formas surgen porque hay problemas económicos para financiar las películas. Es bueno e interesante y para mí esta ha sido una de las formas más creativas. Lo hemos hecho sin saber si eso iba a tener el resultado de una película.

Pero también sigue siendo bueno que se hagan películas con presupuesto como ‘El Niño’, ‘Ocho apellidos vascos’ o ‘Magical girl’. ‘Hablar’ es algo especial e interesante, pero no todo el cine debe ser así.

Haz clic en la imagen para ver el trailer de ‘Hablar’

¿Cómo cree que la acogerá el público?

Yo tengo mucha curiosidad. El público de Málaga es muy sabio, lleva muchos festivales encima. Creo que los espectadores van a participar mucho en la película porque hay otro actor en la película que es el público.

Tengo buena sensación en cuanto a la reacción del público, aunque no es una película fácil, es decir, hay que entrar en la historia.