‘El jefe infiltrado’ se sumerge en el mundo del descanso con la empresa de colchones Dormity


Descansar y dormir bien es fundamental. Y para conseguirlo, tener un buen colchón es imprescindible. Lo sabe muy bien David Sánchez, fundador y Director General de la empresa de colchones Dormity, que esta semana se convertirá en laSexta en ‘El jefe infiltrado’ para descubrir que conciliar el sueño no es tan sencillo cuando uno se despoja de su traje de directivo y se convierte en un empleado más de su propia compañía.

Con el objetivo de averiguar desde abajo cuál es la verdadera realidad de Dormity y bajo la falsa identidad de ser un participante de un concurso para conseguir un empleo, ‘El jefe infiltrado’ descubrirá cómo se trabaja diariamente en las tiendas, cuáles es la actitud de los comerciales que están cara al público, cómo se organizan los almacenes de distribución o cuál es la situación de los talleres de confección. Realidades que no siempre se ven desde un despacho directivo y que es necesario conocer para poder mejorar en todo aquello que no funciona como debiera.

Dormity es una marca 100% catalana que vende más de 50.000 colchones al año, lo que le ha convertido en líder del sector y le ha granjeado un importante reconocimiento, el que le otorgaron hace unos años como la empresa más competitiva de Cataluña. Hoy se abre a la conquista de nuevos territorios y para dar el salto su fundador y Director General quiere comprobar si las bases sobre las que se asienta su negocio son sólidas, si sus empleados siguen el protocolo marcado por la compañía y si es necesario cambiar algún proceso para que la empresa sea tal y como ha sido diseñada.

Durante su experiencia, David Sánchez recuperará la melena que un día perdió y se convertirá en un aprendiz de comercial en sus propias tiendas, un trabajo con muchas más aristas de las que parecen y que requiere unas aptitudes muy especiales. Trabajará también en un almacén de distribución en el que el descontrol y la desorganización puede costar muy caro y donde no todo estará como le gustaría. El jefe infiltrado acompañará a un encargado con demasiadas tareas a sus espaldas y muy poco reconocimiento, comprobará si en sus tiendas outlet existe la misma motivación que en el resto de locales y conocerá las carencias de un departamento como el de confección en el que trabajar resulta más complicado de lo que parece.

‘El jefe infiltrado’, en su búsqueda del descanso perfecto, tanto para sus clientes como para su propia compañía, descubre muchas necesidades a las que no había prestado toda la atención que necesitaban y conoce de primera mano las historias personales de algunos de los integrantes de su plantilla que le harán ver las cosas desde otro prisma muy distinto.