‘El jefe infiltrado’ de Copas Rotas, despedido por su propio empleado, el martes en La Sexta


Volver a ser camarero como cuando era joven, ejercer de mozo de carga, de cocinero, de encargado de barra … estos son algunas de las tareas que, una vez despojado de su traje de directivo, acometerá esta semana ‘El jefe infiltrado’ en el programa que laSexta emitirá mañana en Prime Time. En esta ocasión, el fundador y propietario de la cadena de franquicias Copas Rotas trabajará en algunos de los locales de la empresa para descubrir si sus empleados sienten hacia la marca lo que él exige y trabajan siguiendo las normas de la compañía.

Intentará llegar a todos los rincones de su negocio y descubrir dónde están los puntos fuertes y dónde aquellos aspectos a mejorar. Una encargada de mano férrea y profunda historia personal, una cocinera declarada en absoluta rebeldía, un mozo de carga completamente saturado o un camarero puesto al límite son algunos de los empleados que conocerá a lo largo de su camino y que le harán ver realidades de su negocio de las que no era consciente.

Copas Rotas es hoy una de las franquicias low cost de hostelería más potentes del país, con unas 400 solicitudes de apertura anuales y una importante facturación, que hoy se prepara para conquistar el mercado internacional. Pero la competencia cada vez es mayor y Sergio Guerrero, propietario de la cadena, ha decidido infiltrarse en las franquicias de su propia empresa para descubrir lo que como jefe desconoce, solucionar los posibles problemas y aprender de la experiencia para continuar creciendo.

Para conseguirlo, y bajo la coartada de ser un camarero que participa en un reality para poder mejorar sus ingresos, Sergio volverá a sus orígenes y desempeñará, entre otras, la función de camarero que tantos años atrás ejerció con tenacidad y constancia, lo que le hizo llegar a ser hoy el jefe que es. También se convertirá en mozo de almacén, en cocinero de uno de los locales y de encargado de barra.

A través de cada uno de estos cometidos, de los que no saldrá bien parado en algunas ocasiones, descubrirá que el negocio se ve de forma muy distinta desde un despacho que con la bayeta, la copa o el plato de tapas en la mano. Sergio visitará un local que carece de encargado y será testigo de cómo la situación afecta a la buena marcha del bar. También conocerá a una indomable cocinera que incumple sistemáticamente las normas de la franquicia.

Descubrirá en un camarero que las apariencias a veces engañan e incluso llevará al límite a uno de sus empleados que decide despedirlo y expulsarlo de su propio local ante una actitud que no considera suficientemente profesional. Los nervios, el temor e incluso la culpa no se harán esperar cuando los trabajadores descubran que quien fue su compañero durante unos días es realidad ‘El jefe infiltado’.

Foto antes del cambio:

Foto después del cambio: