‘Hermano Mayor’ interrumpe una terapia por la violencia de una joven, este viernes en Cuatro


Toda acción tiene su reacción, y en el programa de esta semana de ‘Hermano Mayor’ la protagonista, Ada, experimentará en su propio cuerpo las consecuencias de ejercer la violencia y de mantener una actitud bélica y destructiva. Por primera vez en su historia, ‘Hermano Mayor’ tendrá que interrumpir la grabación del programa por las lesiones causadas a raíz del comportamiento violento de la joven conflictiva. Una situación límite e inédita que podrá seguirse este viernes, a partir de las 21.30h, en Cuatro.

La protagonista de esta historia de violencia es Ada, una joven obsesionada con su madre. La quiere solo para ella. No quiere tener pareja ni irse de casa, solo quiere estar con ella. Tal y como la propia joven relata, uno de los días más felices de su vida fue cuando se separaron sus padres, porque así podía tener a su madre, Adela, para ella sola. Sin embargo, la alegría termina el mismo día en que la madre encuentra un nuevo compañero sentimental y se van a vivir juntos. Desde ese punto, la convivencia se torna insoportable.

Adela, que ha tratado a su hija siempre como si fuera un bebé, ha decidido que ya es hora de que Ada empiece a madurar. Ya no está pendiente de hacerle el vaso de leche por la mañana, de ordenarle la ropa, de hacerle sus comidas favoritas… y eso desata la ira de su hija, que no duda en insultarla, amenazarla y romper todo lo que encuentra a su paso para conseguir que su madre vuelva a comportarse con ella como cuando tenía dos años.

Tal es la pérdida de papeles de Ada que, durante la grabación de ‘Hermano Mayor’, se rompe el tendón de Aquiles al darle una patada a una puerta de cristal. La lesión es de tal magnitud que Ada tiene que ser operada de urgencia y permanecer de baja tres meses.

Con la joven aún en rehabilitación, Pedro García Aguado decide reiniciar la terapia con carácter urgencia. Ada culpa a su familia de la lesión, la situación en casa se ha agravado y la joven está más tirana que nunca.