Francesc Garrido, Carles Francino y Martiño Rivas se incorporan al reparto de ‘Sé quién eres’


A punto de empezar a rodarse -arrancan las grabaciones el próximo lunes en Barcelona- “Sé quién eres” ha cerrado su elenco artístico con las incorporaciones de Francesc Garrido para el personaje protagonista, Carles Francino, Martiño Rivas, Susana Abaitúa, Nausicaa Bonnin, Blanca Apilánez, Susana Becker y la niña Noa Fontanals, entre otros actores.

Estos intérpretes se unen al reparto ya anunciado de esta nueva serie de ficción, que Telecinco produce en colaboración con Filmax TV, formado por Blanca Portillo, Aída Folch, Nancho Novo, Pepón Nieto, Eva Santolaria, Antonio Dechent, Mar Sodupe y Álex Monner.

Creada y dirigida por Pau Freixas, “Sé quién eres” es un thriller de intriga y suspense que cuenta con una trama única desarrollada en dos temporadas y articulada alrededor de personajes brillantes, que brindan a la vez la oportunidad de desarrollar una fuerte historia dramática y emocional en torno a sus relaciones.

El punto de partida: una misteriosa desaparición

Un hombre vaga por una carretera solitaria. Por su estado parece haber sufrido un accidente de tráfico, pero no sabe ni quién es ni cómo ha llegado allí. Se trata de Juan Elías (Francesc Garrido), un carismático abogado y profesor de universidad, casado con la jueza Alicia Castro (Blanca Portillo) y padre de dos hijos. Pero él no lo recuerda: está completamente amnésico.

Cuando al día siguiente la policía encuentra su coche accidentado descubre en el interior el teléfono móvil y restos de sangre de su sobrina y alumna de 22 años, a la que nadie ha vuelto a ver desde el accidente. Ramón Saura (Nancho Novo) el padre de la chica, moverá cielo y tierra para encontrarla y para demostrar lo que sospecha: que su cuñado la ha asesinado. Elías deberá entonces demostrar su inocencia, aunque ni él mismo sabe si es culpable. Durante el proceso de defensa deberá enfrentarse a Eva Durán (Aída Folch), una antigua alumna que le conoce y está convencida de que la amnesia no es más que una tapadera para esconder un terrible crimen.