Fran Rivera y su mujer abren las puertas de su casa familiar, este lunes en ‘Mi casa es la tuya’


Con el torero Fran Rivera como protagonista: ‘Mi casa es la tuya’ vuelve el próximo lunes a Telecinco (22:30 h) de la mano de su presentador, Bertín Osborne. Por primera vez, Fran Rivera y su mujer Lourdes Montes abrirán las puertas de su casa familiar de Ronda (Málaga) a un medio de comunicación para recibir a Bertín Osborne y Fabiola Martínez, que aprovecharán este entorno tan íntimo, rodeado de grandes recuerdos familiares, para hablar de los momentos que han marcado la vida del diestro: desde sus comienzos en la profesión de torero, la trágica muerte de su padre, la relación con su madre y sus hermanos, hasta su vida junto a sus hijas y su mujer.

El diestro contará cómo fueron sus comienzos en la profesión, desde el momento en que le comunicó a su abuelo que quería “intentar ser torero” hasta su última faena en Huesca, donde sufrió una importante cornada.

Para ayudar a profundizar en su vida, el programa contará también con las intervenciones de su entorno más íntimo: desde el cirujano que le trató de su cornada, hasta su cuñada Sibi Montes y su amigo José Manuel Soto.

Fran y Bertín recorrerán las estancias de la vivienda y descubrirán juntos las fotografías de su madre, su abuelo, su bisabuelo y de las personalidades que la visitaron, entre ellas el escritor Ernest Hemingway o el actor Orson Welles, amigo de la familia que vivió en la propiedad y cuyas cenizas se encuentran allí depositadas.

Ya durante el almuerzo, Fran y Lourdes recordarán cómo se conocieron, la original pedida de mano en la azotea de la casa de ella, rodeados de máquinas de aire acondicionado y ropa tendida y su boda, que se celebró en la casa de Ronda.

El programa terminará con una visita a la espectacular plaza de toros de Ronda, donde reposan las cenizas de su abuelo, Antonio Ordóñez. En el coso, Fran desvelará cómo vivió la polémica que desató la difusión de una foto en la que toreaba una becerra con su hija Carmen en brazos y aventurará cómo se ve dentro de veinte años.