Factoría de Ficción estrena este lunes “Shameless”, serie protagonizada por William H. Macy‏


Para Fiona su padre es una inagotable fuente de problemas. A pesar del amor que profesa a sus seis hijos, su alcoholismo, dejadez y egoísmo han convertido a los Gallagher en una familia desestructurada, hecho que ha obligado a su primogénita a luchar por mantener a flote su hogar. Sin dinero ni reglas de convivencia: así tratan de sobrevivir a diario los protagonistas de “Shameless”, serie que Factoría de Ficción estrenará este lunes, 1 de julio, a partir de las 00:15h.

William H. Macy (“Fargo”, “Parque Jurásico III”, “Pleasantville”) como Frank Gallagher, patriarca de un clan de clase obrera de Chicago con seis hijos a su cargo, encabeza el elenco artístico de este drama basado en una ficción británica políticamente incorrecta del mismo nombre.

Completan el elenco de esta serie, creada por Paul Abbott (“La sombra del poder”, “Touching Evil”), jóvenes promesas de la interpretación estadounidense como Emmy Rossum (“Poseidón”, “Mystic River”), Jeremy Allen White (“Ley y orden”, “White”), Cameron Monaghan (“Malcolm”, “Click”), Emma Keney (“Boardwalk Empire”, “Lyre Liar”) y Ethan Cutkosky (“La semilla del mal”, “Fred Claus”), que encarnan a los hijos mayores de Macy en la ficción.

Producida por John Wells (“Urgencias”, “El ala oeste de la Casa Blanca”) y nominada en dos ocasiones a los Emmy, “Shameless” ofrece un retrato ácido de cómo la fuerte crisis económica actual repercute en las familias más humildes de Estados Unidos.

Un padre alcohólico y sus seis hijos, protagonistas de “Shameless”

Frank Gallagher

No ha hecho nada en la vida salvo cobrar pensiones de invalidez durante años. Frank Gallagher (William H. Macy) es el padre de seis hijos inteligentes e independientes, que sin él estarían quizá mucho mejor. Alcohólico y egoísta es un hombre de gran corazón que ama profundamente a sus hijos. Aunque no se ocupa de su educación ni les presta apoyo económico, ellos le quieren.

Fiona

Como primogénita de Frank Gallagher, sobre ella recae la responsabilidad de mantener a la familia unida mientras cría a sus hermanos pequeños, labor que lleva desempeñando desde hace tiempo. Mientras trata de averiguar hacia dónde encauzar su propia vida Fiona (Emmy Rossum), realiza trabajos temporales para traer dinero a casa, hecho que limita enormemente su vida social. Insegura en sus relaciones con los chicos, recobra la ilusión cuando Steve (Justin Chatwin), un joven atractivo y adinerado, comienza a sentirse atraído por ella.

Lip

A pesar del ambiente en el que le ha tocado crecer, Lip (Jeremy Allen White), el hijo más estudioso del clan Gallagher, usa su inteligencia para conseguir sus objetivos. Ayuda a sus vecinas con la asignatura de Física, por lo que recibe agradables compensaciones a cambio.

Carl y Liam

A pesar de su corta edad, 10 años, Carl (Ethan Cutkosky) es un pirómano y un sociópata en potencia que trasgrede todas las reglas y normas de convivencia. El benjamín de la casa es Liam (Blake y Brennan Johnson), un bebé feliz que se alegra cada vez que le llevan de paseo.

Ian

Muy parecido a su madre, Ian (Cameron Monagan) comienza a descubrir su homosexualidad junto a su jefe, un paquistaní casado y dueño de la tienda de licores en la que trabaja. Cuando Lip, su hermano mayor, descubre su orientación sexual, tratará de hacerle cambiar de idea.

Debbie

Robar dinero de los recipientes de donativos con el que comprar comida para alimentar a su familia es la especialidad de Debbie (Emma Keney), hecho del que suele salir airosa gracias a sus buenas intenciones.

De las vicisitudes de esta familia desectructurada son testigos sus vecinos: Veronica (Shanola Hampton), una mujer atrevida y siempre dispuesta a ayudar a Frank y a sus hijos mientras trata de hacerse camino en la profesión médica; y Kevin, (Steve Howey) pareja de Veronica que trabaja como camarero del bar al que acude habitualmente el cabeza de familia de los Gallagher.

Sinopsis

Capítulo 1

Separado de su mujer y sumido en el alcoholismo, Frank Gallagher trata de hacerse cargo de sus seis hijos, con quienes reside en un barrio obrero de Chicago: Fiona, Lip e Ian, los tres mayores que discuten continuamente; Debbie y Carl, que comienzan a cometer pequeños delitos; y Liam, el más pequeño de la casa. Un día, Fiona lleva su bolso lleno de artículos robados, cuando Steve, un atractivo desconocido, le presta su ayuda.

Preocupado al sospechar que Ian podría ser homosexual, Lip decide que su hermano debe hacer una “visita” urgente a Karen Jackson, plan que fracasa tras la inesperada irrupción de Frank. Mientras tanto, Steve, un rico jugador con un flamante coche, compra a Fiona un romántico regalo. Sin embargo, ella apenas se impresiona cuando él le hace entrega de su obsequio: una lavadora nueva.

Capítulo 2

Completamente ebrio, Frank protagoniza una fuerte discusión con el padre de Karen Jackson y regresa a casa para desahogarse con Ian. Al día siguiente, sus hijos no le encuentran por ninguna parte, hecho bastante raro ya que él nunca olvida hacer acto de presencia en el día de la inspección por su invalidez.

Su familia emprende su búsqueda y entra en pánico cuando descubren un cuerpo, que resulta no ser el del patriarca del clan Gallagher. Mientras, Frank se encuentra en Toronto sin pasaporte y sin la menor idea de cómo llegó a la ciudad canadiense. Steve, por su parte, buscará la manera de traer a su progenitor de regreso a Chicago.