Factoría de Ficción estrena este lunes la segunda temporada de “Shameless”


Un verano lleno chanchullos, aventuras sexuales, pequeños triunfos y algún que otro encontronazo con la ley es el que aguardará a los atípicos miembros de la familia Gallagher, a quien la lucha por la supervivencia en una barrio marginal de Chicago no dará tregua durante el periodo estival. Conseguir dinero para seguir bebiendo y mantener a sus seis hijos será la principal prioridad de Frank, el patriarca de la saga familiar protagonista, en la segunda temporada de la serie “Shameless” que Factoría de Ficción estrenará el próximo lunes 19 de agosto, a partir de las 00:15 horas.

En la nueva entrega de esta ficción dramática producida por John Wells (“Urgencias”) y nominada en dos ocasiones a los Premios Emmy, Chloe Webb (nominada al Emmy a la Mejor Actriz Invitada por “Playas de China” en 1989) se unirá al equipo artístico para encarnar a Monica Gallagher, esposa de Frank y madre de Fiona, Lip, Carl, Debbie, Ian e Liam que regresará al hogar de los Gallagher creando nuevos problemas.

Basada en una serie británica homónima, “Shameless” ofrece un excéntrico retrato de una familia disfuncional estadounidense, cuyos entrañables y cautivadores miembros son incontrolables y absolutamente desvergonzados.

Obsesiones, aventuras sexuales y el regreso de la esposa de Frank, en la segunda temporada de la ficción

Tras poner fin a su relación sentimental con Steve, Fiona (Emmy Rossum), la primogénita de Frank, explorará su libertad sexual manteniendo diversas aventuras. Un hombre casado y un antiguo compañero del instituto formarán parte de la lista de conquistas de la joven, que ahora centrará sus esfuerzos en su labor como camarera de un club y en estudiar para sacarse el graduado escolar.

Las nuevas prioridades de Fiona obligarán a Debbie (Emma Keney), su hermana menor, a hacerse cargo de mayores responsabilidades familiares, situación que acentuará algunas de sus obsesiones, como su miedo a la muerte. Mientras sus hijas abordan una nueva etapa de sus vidas, Frank (William H. Macy) proseguirá su incesante búsqueda de nuevas fuentes de ingresos, en la que estrechará su relación con Dottie, una anciana enferma, para hacerse con su pensión.

De manera inesperada, Monica (Chloe Webb), la esposa de Frank y madre de sus seis hijos, regresará a sus vidas para rememorar los buenos tiempos. Sin embargo, el desorden bipolar que padece constituirá una nueva fuente de preocupación para la familia.

Carl (Ethan Cutkosky) hará gala de su carácter emprendedor alquilando la habitación de Frank a una prostituta y montando una guardería en casa con la ayuda de Debbie. Mientras, sus hermanos Ian (Cameron Monaghan) y Lip (Jeremy Allen White) se verán inmersos en presuntas paternidades: el primero será acusado de dejar embarazada a una joven vecina, mientras que el segundo creerá que el bebé que espera Karen, una de las chicas a las que ayuda con los estudios, es suyo.

Frank entrega a su hijo Liam a un hombre en pago de una apuesta de juego, en el arranque de “Shameless”

En el primer capítulo, los Gallagher pasan un ajetreado verano en Chicago. Tras la ruptura de su relación sentimental con Steve, Fiona trabaja como camarera junto a Veronica en un club, donde conoce a un joven ejecutivo de éxito. Por otra parte, Debbie y Carl montan una guardería en el hogar familiar, mientras Ian se hace cargo de la licorería cuando el dueño del establecimiento decide irse de vacaciones. Frank, por su parte, pierde una apuesta y se ve obligado a entregar a su hijo Liam a un hombre llamado Baby.