‘Españoles en el mundo’ descubre la bella Riga, donde la tradición se funde con la naturaleza

‘Españoles en el mundo’ viaja en esta entrega a la capital de la joven república de Letonia, Riga. Una bella ciudad conocida por su colección de Art Nouveau y por tener uno de los cascos históricos más bellos del continente. Siete guías mostrarán mucho más de Riga: deportes extremos, tradiciones celtas y mucho sabor español a las orillas del Daugava. Una ciudad llena de luz, color y aventura.

El viaje comenzará con Javier, que siempre tuvo el sueño de enseñar español como a él le gustaba: a través de los cinco sentidos. Y esto es lo que hace con mucha pasión en la capital del Báltico. Con este cacereño, los espectadores conocerán el silencioso centro de Riga y la auténtica vida en el campo letón.

A continuación, Jordi, un valenciano que lleva cinco años en Riga y es uno de los pocos españoles que se dedica a la importación en el Báltico. Para él no hay nada más español que los ajos y enseñará cómo se venden en el curioso Mercado Central de Riga, que era la zona de hangares de zepelines durante la I Guerra Mundial.

‘Españoles en el mundo’ estará a continuación con Pau, un enamorado de la Historia y de Riga, de cuya mano realizará un recorrido histórico por la ciudad y con el que conocerá su pasado. Pau espera al equipo del programa en la Plaza del Ayuntamiento, junto a la Casa de los Cabezas Negras, quizás la postal más famosa de Letonia.

Josu, el siguiente protagonista del programa, es un vitoriano con el que los espectadores comprobarán que se puede disfrutar en Riga tanto de excitantes deportes acuáticos como de exquisitas veladas en la Ópera Nacional de la ciudad.

Con Elvira, el equipo se irá de compras al Mercado Ruso: toda una experiencia para los amantes de los fetiches soviéticos y las antigüedades.

El espacio de viajes de La 1 conocerá después a Vicente, un malagueño que lleva viviendo en Letonia 12 años. Con él, los espectadores descubrirán el folclore y las tradiciones de los ancestros letones; y también Madride, un bar de referencia para todos los españoles de Riga.

Para finalizar, Andrés, un español que quería ser piloto desde niño y que en Riga hizo su sueño realidad. Él descubrirá el fantástico Castillo de Turaida y retará a conducir un avión en el simulador de vuelo.