Enrique Pastor será nuevo alcalde, y Miguel Rellán un político corrupto en ‘La que se avecina’


La novena temporada de ‘La que se avecina’ viene con muchas sorpresas, y una de ellas es el ascenso de Enrique Pastor a alcalde del municipio. Como ha anunciado Alberto Caballero, creador y guionista de la serie en una entrevista concedida a eCartelera, las tramas de la temporada van a centrarse en la historia de los personajes, convirtiéndose en tramas más simples.

Los vecinos “conseguirán muchas cosas de las que anhelaban”, afirma Caballero en la entrevista. Aunque esto no significa que todo vaya a ser idílico en Mirador de Montepinar, sino que estos sueños van a traer más de un dolor de cabeza a estos vecinos.

En el caso de Enrique Pastor, se verá envuelto en una trama de corrupción política junto a Miguel Rellán, quien interpretará a un político corrupto que tratará de envolver al nuevo alcalde en sus planes. Además, el actor compartirá secuencia con María Molins, que dará vida a la nueva jefa de prensa de Enrique en su labor de alcalde del municipio.

Miguel Rellán dará vida a Cristobal, un político corrupto que engañará a Enrique Pastor

“Hago un político que no se sabe de qué partido político es, pero da igual, todos podemos poner el calificativo. No es que sea corrupto, es que tiene un morro descomunal, y si hay que descalificar a su madre, descalifica a su madre. Quiere hacer un Eurovegas chino para ver si pega un pelotazo. Mete al pobre personaje de José Luis Gil en un pollo….”, afirma Miguel a Montepinar 21.

Cristobal intentará por todos los medios que Enrique le firme unos papeles sin estudiar que dicen dichos contratos, metiendo al propietario del bajo B en problemas con la justicia.

El personaje, que participará en al menos cuatro episodios de la temporada, tendrá trama en un nuevo escenario que será su despacho. Y no solamente compartirá trama con Enrique Pastor, sino también con Isabel Ordaz y María Molins. Además habrá “dos chinas o japonesas”, y muchas más sorpresas que el actor no ha podido desvelar.